Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

01-05-2021

Qué es una hipoteca mixta y cómo funciona

En el mercado hipotecario actualmente predomina la hipoteca a tipo fijo, aunque no son pocas las hipotecas a tipo variable que se contratan, copando ambas la mayor parte de operaciones del mercado. Las hipotecas mixtas, que son un hibrido entre las fijas y las variables, son un producto bancario que no termina de despegar, no por que no se trate de una hipoteca interesante, sino porque son las grandes olvidadas de las entidades bancarias que apenas invierten esfuerzos en su comercialización.

Actualmente, sólo un 8 % de las hipotecas que se firman en nuestro país son mixtas. ¿Cuál es la causa de esta falta de éxito? ¿Se trata acaso de un producto de difícil contratación?

Las hipotecas mixtas, así son

Una hipoteca es un préstamo que una entidad bancaria proporciona para la compra de un inmueble. Sabemos que las hipotecas son generalmente de tipo fijo o de tipo variable. Actualmente, y como norma general, las hipotecas se dan por el 80 % del valor de tasación o de compra del inmueble, aunque en ocasiones especiales es posible incluso llegar al 100% del valor de tasación.

La diferencia entre ellas radica en el interés que se paga, y que tiene como resultado la posible estabilidad de la cuota mensual de la hipoteca. Por ejemplo, una hipoteca de tipo fijo asegura el pago de la misma cantidad de manera mensual, siendo estas las que se firman de forma mayoritaria actualmente por los bajos tipos de interés en los que nos estamos moviendo. El tipo de interés final de las hipotecas a tipo fijo es más elevado que las hipotecas a tipo variable, pero como decíamos, con ellas nos olvidamos de si suben o bajan los tipos de interés.

Las hipotecas mixtas combinan ambos tipos de interés, el fijo y el variable. Como cualquier hipoteca, se trata de un producto a largo plazo, pero en el caso de las mixtas, el primer tramo de tiempo es a interés fijo, pudiendo alargarse este periodo hasta los primeros 20 años. Pasado el tiempo que se acuerde con la entidad, se pasa a interés variable, y que tiene como referencia el Euríbor. Actualmente, este valor se encuentra en negativo, y no hay expectativas, por lo menos a corto plazo, que esta situación vaya cambiar.

Las ventajas de las hipotecas mixtas

Las hipotecas a tipo mixto destacan principalmente por su flexibilidad. Para el cliente pueden suponer una ventaja, ya que durante el primer tramo, el que es a tipo fijo, se garantiza un interés muy competitivo. Si echamos mano de la calculadora, una hipoteca de tipo mixto resulta más económica el tramo a tipo fijo que una hipoteca a tipo fijo pura. Por el contrario, el tramo a tipo variable suele ser muy parecido al de una hipoteca a tipo variable pura.

Por tanto, la hipoteca mixta solamente tiene sentido en aquellos casos en los que la hipoteca vaya a ser amortizada de manera anticipada, ya sea porque está previsto que el inmueble se venda antes de que finalice al tramo a tipo fijo o bien porque los titulares tengan buena capacidad de ahorro y por tanto capacidad de amortización anticipada. Otro escenario que hace muy interesante este tipo de hipoteca es cuando tenemos la expectativa de que los tipos de interés bajarán a largo plazo, algo que ahora mismo no se baraja, lógicamente.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que las comisiones que se aplican a una hipoteca mixta en caso de amortización anticipada son mayores que en las fijas y variables. También la comisión de apertura suele ser mayor. Así que conviene ponerlo todo en la balanza para acabar de decidir si una hipoteca mixta te interesa: capacidad de ahorro, expectativa de venta del inmueble, tipo fijo del primer tramo y comisiones.

Si estás buscando hipoteca y tienes dudas sobre qué hipoteca es ideal para ti, puedes completar nuestro formulario de contacto de la sección de hipotecas y uno de nuestros consultores te ayudará a escoger la mejor opción.

 




Contactar

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!