Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Análisis de balances

Análisis de balances

Te presentamos nuestra calculadora de análisis de balances online. Obtén ya tu análisis de balances en un minuto:

Datos básicos

Año de constitución
Sector de actividad

Cuenta de resultados

Ventas
Ventas año anterior
Trabajos realizados para el activo
Otros ingresos de explotación
Resultado de explotación
Resultado financiero
Resultado antes de impuestos

Activo

Deudores comerciales
Inversiones financieras a corto plazo
Efectivo o liquidez
Activo total

Pasivo

Pasivo no corriente
Provisiones a largo plazo
Pasivo corriente
Canvas not available.
Rating B - Bueno
Puntuación 61,7
Descripción Elevada Fortaleza Financiera

Rentabilidad

Canvas not available.

Liquidez

Canvas not available.

Solvencia

Canvas not available.

Actividad

Canvas not available.

Evolución

Canvas not available.

Coste financiero

Canvas not available.
Contactar

 Calculadora de Análisis de balances online

Con esta calculadora puedes hacer un análisis de balances muy rápido y con muy pocos datos del balance y la cuenta de resultados de la empresa. Se trata de un diagnóstico financiero para determinar los puntos fuertes y los puntos débiles de la situación de la empresa, con los que puedes establecer estrategias de mejora de la posición económico-financiera.

Es una buena herramienta para un primer diagnóstico y para hacer el mejor cierre contable posible de cara a maximizar la fortaleza financiera ante renovaciones bancarias, informes comerciales, socios o posibles inversores. Se trata de una herramienta de primer nivel, es decir, un primer análisis rápido que, con poca información, permite obtener un diagnóstico bastante sólido, aunque es aconsejable ampliar con más información, como la obtenida en CIRBE, en bases de datos de impagos e incluso información cualitativa como la composición del accionariado o el modelo de negocio, para hacer un análisis más profundo. Si quieres hacer un análisis de segundo nivel, consúltanos para hacer uno a medida.

Cómo funciona la calculadora de análisis de balances

Para obtener los resultados del análisis debes introducir todos los datos de la columna izquierda, que se corresponden a un par de datos cualitativos de la empresa, datos de la cuenta de resultados e información del balance del último año completo de la empresa:

  • Año de constitución: es el año en que la empresa inicia su actividad.
  • Sector de actividad: selecciona del desplegable la actividad que sea más acorde a la de la empresa. Si ninguna de ellas encaja exactamente con la actividad, selecciona la opción de "otras actividades" para actividades productivas u "otros servicios" para actividades no productivas.
  • Ventas: es el volumen de facturación de la empresa en el último año completo.
  • Ventas del año anterior: es el volumen de facturación de la empresa en el año anterior al último año completo. Si la empresa no tenía actividad en este ejercicio, indica un 0.
  • Trabajos realizados para el activo: se trata de trabajos que ha hecho la empresa con sus propios recursos para mejorar sus activos. Es una activación de gastos, no muy frecuente, pero que puede darse en algunos casos cómo por ejemplo, el desarrollo en I+D+i. En el impuesto de sociedades esta partida se denomina "Trabajos realizados por la empresa para su activo".
  • Otros ingresos de explotación: se trata de ingresos que obtiene la empresa que no están relacionados con la actividad principal. Si la empresa no los tiene, debes dejar esta partida en 0.
  • Resultado de explotación: es el resultado de la empresa antes de ingresos y gastos financieros, incluyendo las amortizaciones. En terminología anglosajona se denomina EBIT y es posible obtenerlo de la contabilidad o del impuesto de sociedades.
  • Resultado financiero: también es posible obtenerlo del impuesto de sociedades o de la contabilidad. Es el resultado de todas las operaciones financieras de la empresa:
    • Ingresos financieros.
    • Gastos financieros.
    • Variación de valor razonable en instrumentos financieros.
    • Diferencias de cambio.
    • Deterioro y resultado por enajenaciones de instrumentos financieros.
    • Otros ingresos y gastos de carácter financiero.
  • Resultado antes de impuestos: también denominado BAI (Beneficio Antes de Impuestos), es el beneficio obtenido por la empresa, antes del coste del Impuesto sobre Beneficios. 
  • Deudores comerciales: es la partida del balance que contiene todas las cuentas por cobrar, ya sea de deudores comerciales o de otro tipo de deudores. En el impuesto de sociedades se denomina "Deudores comerciales y otras cuentas por cobrar".
  • Inversiones financieras a corto plazo: se trata de liquidez disponible a corto plazo, invertida en instrumentos financieros como depósitos bancarios, fondos de inversión, créditos a empresas, instrumentos de patrimonio, derivados u otros activos financieros a corto plazo, es decir, a menos de 12 meses de vencimiento. No forman parte de la liquidez más inmediata como una cuenta corriente, pero son líquidos en un periodo de tiempo muy corto.
  • Efectivo o liquidez: es la liquidez más inmediata de la empresa, como su cuenta corriente o el saldo en efectivo en caja.
  • Activo total: también se denomina pie de balance y se compone de todos los bienes y derechos de la empresa. En su balance es la suma del activo no corriente y el activo corriente.
  • Pasivo no corriente: se trata de todas las deudas de la empresa a largo plazo, es decir, a un plazo de amortización superior a los 12 meses, tanto con acreedores financieros como no financieros.
  • Provisiones a largo plazo: se trata de una partida contable destinada a reservar una parte de los recursos a un pago futuro. No es una partida muy frecuente, pero puede darse en determinadas circunstancias.
  • Pasivo corriente: se trata de todas las deudas a corto plazo de la empresa, es decir, a un plazo de amortización inferior a 12 meses, tanto con acreedores financieros como no financieros (proveedores, administraciones públicas, etc).

Cómo interpretar los resultados

Los resultados que obtendrás se dividen en dos módulos de información, rating o scoring e indicadores financieros:

  • Rating o scoring
    • Puntuación: es la puntuación de 0 a 100 obtenida por el análisis de balances. en función de esta puntuación se asigna una categoría. Se considera que una empresa es fuerte financieramente a partir de 60 puntos. Por debajo de 55 la empresa tiene serias dificultades
    • Rating: para facilitar la interpretación de la escala de puntuación anterior, se asigna una categoría o rating a cada tramo. El rating obtenido puede ser:
      • A - Muy Bueno: para puntuaciones superiores o iguales a 66 puntos.
      • B - Bueno: para puntuaciones entre 60 y 65 puntos.
      • C - Medio: para puntuaciones entre 55 y 59 puntos.
      • D - Bajo: para puntuaciones entre 50 y 54 puntos.
      • E - Muy Bajo: para puntuaciones inferiores a 50 puntos.
    • Descripción: es un descriptivo que permite interpretar el resultado de forma sintetizada.
      • Rating A: Máxima fortaleza financiera.
      • Rating B: Elevada fortaleza financiera.
      • Rating C: Muestras de debilidad financiera.
      • Rating D: Elevada debilidad financiera.
      • Rating E: Situación crítica.
  • Indicadores financieros: se trata de los indicadores utilizados para obtener el rating y que son puntuados en una escala de 0 a 10. Son los siguientes:
    • Rentabilidad: evalúa si la rentabilidad de la empresa es adecuada en base a sus ventas y su balance.
    • Liquidez: evalúa la capacidad de la empresa para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.
    • Solvencia: evalúa la capacidad de la empresa para hacer frente a sus obligaciones a largo plazo.
    • Actividad: evalúa si la empresa está obteniendo el rendimiento adecuado de sus activos.
    • Evolución: evalúa si el crecimiento de la empresa es el adecuado para su sostenibilidad económico-financiera.
    • Coste financiero: evalúa si los costes financieros asumidos por la deuda son adecuados y sostenibles.
    • Puntuación de los indicadores financieros: Se puntúan con una escala del 0 al 10. Los resultados pueden ser:
      • Inferior a 4: es un mal indicador que debe mejorarse con urgencia. Aparece en rojo en los gráficos de barras.
      • Entre 4 y 6: no es un buen indicador y debe mejorarse, pero no es urgente hacerlo. Aparece en naranja en el gráfico de barras.
      • Superior a 6: es un buen indicador que no necesita mejorar y es necesario mantener. Aparece en verde en el gráfico de barras.