Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Fondos de Inversión

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son vehículos financieros que canalizan los excedentes de liquidez de los mercados financieros provenientes de inversores minoristas, inversores institucionales, administraciones públicas o incluso bancos, tanto nacionales como internacionales, hacia formas de financiación empresarial muy específicas y que normalmente no se encuentran en otro tipo de entidades como el sector bancario o los establecimientos financieros de crédito.

Tienen una alta capacidad de financiación por su flexibilidad para recibir liquidez de los mercados, y forman parte de los canales de financiación Direct Lending o de financiación directa. Se caracterizan por tener menos regulación y supervisión que otros operadores en el mercado, lo que les aporta la flexibilidad que los caracteriza para ofrecer productos únicos.

Los productos de financiación que ofrecen los fondos de inversión dependen de la política de inversión de cada uno de ellos, pero suelen ser productos muy específicos en los que son especialistas y aportan valor añadido. Entre algunos de los productos más habituales se encuentran los préstamos con garantía hipotecaria, en los que se suelen hacer calendarios de amortización a medida, financiación de transacciones comerciales como el factoring nacional o internacional, el descuento de pagarés o el confirming y, probablemente el más extendido, financiación con participación en la sociedad, ya sea tomando parte o no de la toma de decisiones de la empresa, por la vía de la participación directa o a través de formas híbridas entre deuda y capital del préstamo participativo o la financiación subordinada. En este sentido son el vehículo ideal para empresas de nueva creación con alto potencial de crecimiento, aunque las condiciones de acceso para éstas son muy duras. También son especialistas en la concesión de financiación a muy largo plazo con formas de amortización muy flexibles gracias a las emisiones de bonos y pagarés de empresa en el mercado de renta fija nacional o internacional.

Además, los fondos de inversión suelen ser muy flexibles en la aceptación de garantías y colaterales para las operaciones de financiación que ofrecen, lo que da esa flexibilidad especial y adicional que no ofrecen otros canales de financiación. Por su elevada capacidad de financiación se suelen dirigir el segmento de empresas más grandes, quedando, las empresas medianas y pequeñas, salvo contadas ocasiones, fuera del ámbito de actuación de estos vehículos de financiación.

Ventajas

  • Son muy flexibles en la concesión de operaciones y canalizan muy bien los excedentes de liquidez del mercado.

  • La deuda contraída no computa en cirbe.

  • Son especialistas en cubrir necesidades que no cubre ninguna otra fuente de financiación con operaciones especiales y a medida.

Inconvenientes

  • El abanico de productos es muy reducido.

  • La elevada variedad de fondos de inversión operativos, dificulta el análisis de la oferta.

  • Las condiciones económicas están por encima de la media.

  • Suelen focalizarse en el segmento de empresas más grandes.

Contactar