Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Anticipos de caja

El anticipo de caja es una forma de financiación circulante que permite anticipar los cobros futuros obtenidos por la empresa de medios de pago vía TPV y otras formas de métodos de pago online. La gran ventaja de este tipo de financiación es que se basa casi en exclusiva en los cobros obtenidos por medios de pago online y no tanto en el rating o antigüedad de la empresa.

Contactar

Cómo funciona

Con el desarrollo de los pagos online derivados del elevado crecimiento del comercio electrónico se ha desarrollado también el anticipo de caja como herramienta de financiación circulante. El proveedor financiero de este tipo de financiación basa su decisión en el comportamiento de los cobros por medios de pago vía TPV, físico u online y otros medios de pago digitales.

En base a los flujos del pasado el proveedor financiero ofrece a la empresa un importe en forma de préstamo a corto plazo, pero cuya forma de devolución no se determina con un plazo de amortización si no con un porcentaje sobre las ventas, de forma que la empresa no tiene que inmovilizar todo su flujo de caja para la devolución de la deuda, si no que sólo destina una parte que varía en función de su facturación.

El proveedor financiero, para asegurarse la devolución de la deuda, exige a la empresa la cesión de los cobros por tpv, físico u online y otros medios de pago digitales de forma que es este el que recibe la totalidad de los cobros, liquida el porcentaje pactado para la devolución de la deuda, que suele oscilar entre un 1% y un 20% de las ventas, y devuelve la diferencia a la empresa. Con este proceso no es necesario que la empresa gestione directamente el pago.

Además, una vez se ha amortizado completamente la deuda, la empresa puede volver a disponer de ella pasando por un breve proceso de estudio que no suele alargarse más a allá de uno o dos días, de forma que supone un flujo de financiación circulante bastante estable.

Es posible conseguir este tipo de financiación a través de un banco o a través de una Fintech. El banco nos va a solicitar ser cliente de la entidad y mantener los tpvs con la misma durante un plazo mínimo de seis meses para conceder el anticipo, pero el proceso es diferente y más rápido si el proveedor financiero es una Fintech porque estudian el comportamiento de forma automática a través de un agregador bancario, pudiendo ofrecer una oferta de anticipo en no más de 2-3 días.

Qué costes tiene

Es una forma de financiación con un coste ligeramente superior a otras formas de financiación, aunque es un coste transparente. El coste es más o menos elevado en función de si los flujos de caja vía tpv y otros medios de pago online son más o menos frecuentes y/o más o menos elevados. A mayor flujo de caja, menos coste, lógicamente, y suele ser una comisión al inicio de la operación o bien una comisión mensual sobre cada liquidación. Es raro que el coste total de la operación baje del 3% y puede llegar al 20%.

Quién puede solicitarlo

Los requisitos de elegibilidad para este tipo de financiación son menos exigentes que, por ejemplo, la mayor parte de formas de financiación bancaria para empresas. Los requisitos de elegibilidad pueden ser ligeramente diferentes entre un proveedor financiero y otro, pero en general todos giran entorno, a estos parámetros:

  • Tener cobros vía tpv, físico u online y otros medios de pago digitales, por un mínimo de 1.000 euros mensuales.
  • Antigüedad mínima del negocio de entre 3 y 6 meses.
  • No tener incidencias de crédito.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Los requisitos de acceso son poco exigentes, sólo tener cobros vía tpv y una antigüedad de entre 3 y 6 meses.
  • El proceso de estudio por parte del proveedor financiero es muy ágil.
  • Es posible renovar el límite de financiación de forma recurrente.
  • No inmoviliza todo el flujo de caja para liquidar la deuda.
  • Si se instrumenta con una Fintech, es deuda no computa en CIRBE.

Inconvenientes

  • Es obligatorio ceder los cobros vía tpv a la entidad financiera.
  • El coste financiero es más elevado respecto a otras formas de financiación.

Puntos Clave

  • Importe:
    Entre 3.000€ y 1.000.000€
  • Plazo:
    Entre 3 y 18 meses
  • Coste:
    Entre 3% y 30%
Contactar