Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Productos

Póliza de crédito para empresas

Presentación

La línea de crédito o póliza de crédito, es ideal para financiar cualquier operativa de corto plazo de la empresa, ya sean compras, impuestos, nóminas u otros. Formalmente la entidad financiera la instrumenta como una cuenta corriente en la que la empresa puede disponer de un saldo en negativo hasta el importe pactado en el contrato de crédito. Por su flexibilidad operativa es uno de los productos imprescindibles para cualquier empresa, sea cual sea su tamaño, sector o características, la línea de crédito se adapta a cualquier operativa.

Ver Mis Opciones

Características

¿Qué es y cómo funciona una línea de crédito?

Una línea de crédito es una forma de financiación para empresas muy flexible, ya que permite disponer de liquidez para cualquier necesidad de circulante, como pago de nóminas, impuestos, proveedores y otros, de forma fácil y sin necesidad de entregar a la entidad financiera ningún documento de giro, como en el descuento comercial.

Formalmente, la línea de crédito para empresas, también llamada póliza de crédito, se formaliza como una cuenta corriente donde la empresa puede obtener liquidez hasta un límite pactado previamente. Es posible domiciliar pagos y cobros en la póliza de crédito, lo que facilita enormemente la gestión de tesorería. Sin duda, la póliza de crédito es la mejor forma de financiación a corto plazo para empresas.

¿Qué intereses y comisiones tiene una línea de crédito?

La línea de crédito lleva asociados los siguientes costes:

  • Comisión de apertura, estudio y renovación: se trata de una comisión inicial al contratar la póliza por primera vez que se carga sobre el límite disponible del propio crédito. Con periodicidad anual, como norma general, la entidad financiera suele volver a estudiar los datos de la empresa para renovar la línea de crédito por un año más, en esa renovación se liquidará la comisión de renovación. Además, podría llevar asociada una comisión de estudio tanto en la contratación como en la renovación, aunque no todas las entidades la cobran.
  • Tipo de interés: sobre el saldo medio dispuesto de la línea de crédito la entidad liquidará un tipo de interés con cierta periodicidad, normalmente mensual o trimestral. El tipo de interés puede ser fijo o variable en función de lo pactado con la entidad, y será más o menos elevado en función de la calidad crediticia de la empresa y del tipo de entidad con la que se contrata.
  • Comisión por no disposición: sobre el saldo medio no dispuesto de la línea de crédito la entidad liquidará una comisión, normalmente con un coste inferior al tipo de interés, pero que cubre el coste de disponibilidad de fondos de la entidad. Esta comisión se liquida, normalmente, con periodicidad mensual o trimestral.
  • Gastos notariales: en caso de que el contrato de línea de crédito se formalice ante notario, que es lo habitual, se incurrirá en costes notariales, de mayor o menor calado en función del importe de la póliza de crédito y sus características, como el número de titulares y garantías, por ejemplo.
  • Otros gastos de compensación: la entidad puede solicitar la contratación de algún producto adicional por la concesión de una línea de crédito, tal como algún tipo de seguro cuyo coste habría que tener en cuenta como coste financiero adicional.


¿Cómo utilizar una línea de crédito para empresas?

La póliza de crédito debe utilizarse como una cuenta corriente con cobros y pagos domiciliados, ya sean adeudos domiciliados, pagos por transferencia, domiciliación de impuestos, cobro de recibos o recepción de transferencias de clientes nacionales o internacionales. La utilización ideal es que el saldo dispuesto suba y baje a lo largo de cada periodo de forma constante, dejando un saldo medio dispuesto entorno al 60%. Si la póliza se dispone completamente y no tiene movimientos, la entidad podría no renovarla a su vencimiento y solicitar la cancelación total o convertirla en un préstamo, normalmente a corto plazo.

¿Quién puede solicitar una póliza de crédito para empresas?

La póliza de crédito está reservada para las empresas de calificación crediticia media y alta, que puedan demostrar su solvencia, o tengan garantías complementarias suficientes. Al ser liquidez directa es muy exigente con el análisis del riesgo de la empresa y su sector. En cuanto a su cobertura, cualquier empresa con necesidades de financiación de circulante, puede optar por una póliza de crédito para cubrirlas.

¿Cómo se contrata una línea de crédito para empresas?

La póliza de crédito puede contratarse ante notario o en contrato privado, aunque lo más habitual es hacerlo ante notario. Por otro lado puede contratarse en forma de plazo abierto, de forma que no es necesario acudir al notario ante cada renovación anual, o en plazo cerrado, de forma que al vencimiento la línea de crédito queda cancelada y es necesario contratar una nueva.

¿Cómo calcular una póliza de crédito?

Para tener el coste financiero real y completo de la línea de crédito habrá que tener en cuenta todos los elementos que en ella intervienen: Comisiones de apertura, estudio y renovación, costes notariales si los hubiera, costes asociados a productos que la empresa esté obligada a contratar, tipo de interés, especialmente teniendo en cuenta si es fijo o variable, comisiones por no disposiciónperiodicidad de liquidación y renovación y la disposición media que se va a hacer de la póliza de crédito.

Para calcular el coste al céntimo, tenemos, en la sección de herramientas de Financlick, una calculadora de póliza de crédito sencilla e intuitiva. Con esta calculadora podrás obtener un ejemplo de póliza de crédito.

Ventajas e Inconvenientes

  • Ventajas
  • Muy flexible y adaptado a la operativa de la empresa.
  • Producto muy extendido.
  • Permite financiar cualquier necesidad de circulante.
  • Inconvenientes
  • Reservado para las empresas de mejor rating.
  • Producto casi exclusivo de los bancos.
  • Hay coste financiaciero por lo dispuesto y lo no dispuesto.
  • Riesgo de cancelación anticipada por parte de la entidad.

Puntos clave

  • Rango de Importe: 
    desde 50.000 euros hasta 5 millones.

  • Plazo de la financiación:
    1 año renovable

  • Comisión anual: 
    2%-6%