Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

26-09-2022

Cómo funciona la financiación con capital en empresas

A lo largo de la vida de la empresa, ésta necesita obtener recursos financieros para su desarrollo y puede obtenerlos de diferentes formas, ya sea con fuentes internas a la empresa como fuentes externas, o para cubrir las necesidades de corto plazo o circulante, o de largo plazo o inversión. El capital es una fuente interna destinada a inversiones a largo plazo o de inversión.

La financiación obtenida por la vía del capital se refleja en los fondos propios o patrimonio neto de la empresa, lo que eleva su solvencia porque no se considera deuda externa si no que se considera a sus tenedores propietarios de una parte de la empresa, es decir, socios o accionistas y por tanto los últimos en recibir el resultado de la liquidación de la empresa caso de concurso de acreedores.

Esta característica hace que se considere al capital como fuente de recursos propios y en definitiva, una muestra de la apuesta de los socios por la empresa, lo que mejora su percepción en el mercado, especialmente entre sus acreedores.

Las formas en que se puede hacer una ampliación pueden llegar a ser muy variadas porque depende de lo que pacten los socios, por un lado, tendríamos dos tipos de ampliación de capital en función de su procedencia:

  • Aportación de nuevos socios: cuando una persona, física o jurídica, ajena a la empresa, es quien hace la aportación, convirtiéndose en accionista. En este caso, lo habitual es que los accionistas históricos se diluyan, es decir, pierdan porcentaje de participación. La aportación de socios nuevos es también la que se haría en caso de constitución de la sociedad.
  • Aportación de los accionistas actuales: es la aportada por los socios de la empresa en el momento de la ampliación. Esta ampliación puede modificar la estructura de propiedad de la empresa si las aportaciones hechas por los socios son diferentes, pero la puede mantener si todos aportan lo mismo proporcionalmente a su participación.

Por otro lado, una ampliación de capital no tiene porque ser obligatoriamente dineraria, lo que da mucho juego en las negociaciones porque es posible aportar cualquier activo que sea valorable:

  • Activos materiales de todo tipo como maquinaria, vehículos, inmuebles, herramientas o mobiliario.
  • Activos intangibles: aquí la casuística es de lo más amplio, desde software hasta patentes y marcas, entre muchos otros.
  • Activos financieros: es posible aportar también activos financieros de todo tipo como acciones de otras empresas, fondos de inversión o bonos. Algunos de ellos, si tienen un elevado grado de liquidez, se pueden considerar aportación dineraria.
  • Otros activos: cualquier otra aportación valorable se pueden considerar capital, excepto las horas de trabajo realizadas por los accionistas.

Por último, aunque se trata de una fuente de recursos financieros no exigible, en el pacto de socios puede pactarse lo que los socios acuerden. Por ejemplo, puede haber un compromiso de recompra de las acciones por otros socios, un calendario de dividendos o cualquier otro acuerdo que pacten libremente.

¿Cuándo es conveniente ampliar capital?

El capital es un recurso financiero estratégico, es decir, se utiliza para afrontar una estrategia de medio o largo plazo, así que se da en diferentes momentos cruciales del ciclo de vida empresarial:

  • En las fases iniciales: las aportaciones de capital de los socios en los primeros años de vida de la empresa, cuando ésta tiene los canales de financiación externa cerrados, son cruciales para su supervivencia.
  • Etapas de expansión y crecimiento: cuando la empresa tiene un plan estratégico de crecimiento y expansión en la que requiere dotarse de recursos, lleva a cabo una ampliación de capital, si bien, en esta etapa comparte la financiación de esta estrategia con fuentes externas.
  • Etapas de reconversión y reestructuración: en etapas de crisis la financiación externa vuelve a cerrarse y es otro de los momentos cruciales en los que el apoyo de los socios para reconvertir la empresa es vital para la supervivencia de la empresa.

¿Qué quieres consultar ahora?

Productos de financiación para empresas

>> Línea de crédito
>> Anticipo de caja
>> Confirming
>> Descuento comercial 
>> Préstamo a corto plazo
>> Créditos Documentarios
>> Financiación export  
>> Financiación import
>> Multilínea
>> Préstamo largo plazo
>> Leasing 
>> Leaseback
>> Renting
>> Factoring
>> Anticipo facturas
>> Avales
>> Financiación punto venta
>> Capital

Entidades de financiación para empresas

>> Bancos
>> Financiación Participativa
>> Sociedades de Garantía Recíproca
>> Establecimientos Financieros de Crédito
>> Financiación Privada
>> Fondos de Inversión
>> Entidades Públicas
>> Cooperativas de Crédito 
>> Cajas de ahorro
>> Aseguradoras

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!