Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Productos

Préstamos para empresas a largo plazo

Presentación

El préstamo a largo plazo es una de las formas tradicionales de financiación y consiste en la aportación de liquidez a la empresa con un retorno a largo plazo en forma de cuotas periódicas. La finalidad que puede cubrir un préstamo a largo plazo a empresas es muy amplia: desde inversión en maquinaria, u otro tipo de activos, a reestructuraciones de deuda, pasando por proyectos de expansión nacional o internacional, por ejemplo, o financiación de posiciones de liquidez a plazos largos. La tipología de préstamos existentes en el mercado es muy amplia, y es un producto lo suficientemente flexible como para adaptarlo a cualquier necesidad de largo plazo de la empresa.

Ver Mis Opciones

Características

¿Cómo funciona?

En el préstamo a largo plazo la empresa recibe el importe total el día de su formalización y pacta su devolución durante un plazo determinado y con una frecuencia también determinada en el contrato de préstamo, normalmente mensual. Además, se trata de un tipo de financiación que admite carencias, es decir, que durante un periodo pactado la empresa asume una cuota inferior, sólo de intereses o incluso sin cuota durante el periodo pactado. En función del tipo de amortización el préstamo puede ser francés, o de cuota constante, alemán, o de cuota de capital constante y cuota decreciente, o americano, con intereses periódicos y una cuota de capital al final del plazo en un pago único. Este tipo de préstamos puede contemplar un periodo de carencia, aunque suele ser corto debido al escaso plazo de amortización del producto.

¿Qué costes tiene?

El coste asociado a un préstamo para empresas proviene por 3 vías: una comisión de apertura sobre el importe total del préstamo el día de su formalización, un tipo de interés, fijo o variable, que se liquida periódicamente sobre el capital pendiente y, por último, una comisión por cancelación anticipada, total o parcial. Tanto el tipo de interés como las comisiones van muy vinculadas al plazo del préstamo, a mayor plazo más alto va a ser el coste financiero porque la entidad asume un riesgo mayor de impago, si bien, esta relación entre plazo y coste financiero puede no darse si la curva de tipos de interés del mercado es invertido, situación atípica pero posible ante expectativas muy acusadas de bajada de tipos de interés o periodos deflacionistas. Si quieres solicitar un préstamo a largo plazo para tu empresa y quieres conocer el importe real de la operación, puedes hacerlo a través de nuestra calculadora de préstamos

¿Quién puede solicitarla?

Muchas empresas pueden acceder a esta forma de financiación pero, el importe, el plazo y la frecuencia de pago van a depender del perfil de crédito de la empresa, es decir, de su rating crediticio, su tamaño y antigüedad en el mercado, así como de las garantías adicionales que pueda aportar.

Ventajas e Inconvenientes

  • Ventajas
  • Cuotas predecibles y fijadas de antemano.
  • Útil para financiar multitud de necesidades de las empresas: proyectos de expansión, compra de activos, reestructuración de deudas.
  • Inconvenientes
  • El plazo y el importe están limitados por el perfil de crédito de la empresa.
  • En ocasiones requiere la presentación de garantías adicionales como avales personales.
  • Comisiones por cancelación anticipada

Puntos clave

  • Rango de Importe:
    desde 50.000 euros hasta 5 millones

  • Plazo de la financiación:
    18 meses a 20 años

  • Tipo de interés desde:
    2%-9%