Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Bancos

Descripción

Los bancos son la vía de financiación para empresas tradicional y con mayor cuota de mercado en nuestro país, a diferencia de países como Estados Unidos o Reino Unido, donde apenas supone un tercio de la financiación obtenida por las empresas. La banca canaliza el ahorro minorista hacia las empresas, y se financia en el mercado de capitales y gracias a los instrumentos de política monetaria y otros instrumentos, lo que hace que esté muy conectado con la evolución de los mercados financieros. El canal bancario está altamente regulado y supervisado, tanto a nivel nacional como a nivel europeo, hecho que reduce su flexibilidad y agilidad en muchos ámbitos, entre ellos el de financiación para empresas. Además, el sector, está cada vez más concentrado en pocas entidades, lo que ha reducido la oferta de forma sustancial en los últimos años. A pesar de ello, el sector bancario cuenta con el apoyo de la política monetaria para su estabilización en momentos recesivos y canaliza la gran mayoría de financiación para empresas, especialmente de tamaño pequeño y mediano, además de ser también canalizador de una parte importante de la financiación pública nacional y proveniente de fondos europeos.

Ventajas

  • El abanico de productos es el más amplio, tanto para necesidades de financiación como necesidades de cobros, pagos, gestión de tesorería y otros servicios.

  • Son canalizadores de parte de la oferta de financiación pública del mercado.

  • Aunque no es el canal de financiación más ágil, su time to funding no es el más elevado y los bancos se encuentran en pleno proceso de digitalización, lo que debería ir mejorando su agilidad.

  • Permite la gestión por múltiples canales: presencial, online o telefónico.

Inconvenientes

  • El número de entidades es cada vez menor, por lo que la oferta está muy concentrada.

  • Su análisis de riesgo se basa en el pasado financiero de la empresa, por lo que su criterio de concesión es restrictivo.

  • La alta regulación y supervisión a la que está sometida alarga el proceso de crédito.

  • Está sumamente conectado al mercado de capitales, por lo que es un canal muy restrictivo cuando el ciclo económico es recesivo.

  • En ocasiones los bancos son poco transparentes y no todos los bancos comprenden bien el ámbito empresarial.

  • La relación de la empresa con el banco, en ocasiones, depende de su interlocutor.