Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Bancos

¿Qué es la financiación bancaria para empresas?

Los bancos son la vía de financiación para empresas tradicional y con mayor cuota de mercado en nuestro país, a diferencia de países como Estados Unidos o Reino Unido, donde apenas supone un tercio de la financiación obtenida por las empresas. 

La banca canaliza el ahorro minorista hacia las empresas, y se financia en el mercado de capitales y gracias a los instrumentos de política monetaria y otros instrumentos, lo que hace que esté muy conectado con la evolución de los mercados financieros. 

El canal bancario está altamente regulado y supervisado, tanto a nivel nacional como a nivel europeo, hecho que reduce su flexibilidad y agilidad en muchos ámbitos, entre ellos el de financiación para empresas. Además, el sector, está cada vez más concentrado en pocas entidades, lo que ha reducido la oferta de forma sustancial en los últimos años. 

A pesar de ello, el sector bancario cuenta con el apoyo de la política monetaria para su estabilización en momentos recesivos y canaliza la gran mayoría de financiación para empresas, especialmente de tamaño pequeño y mediano, además de ser también canalizador de una parte importante de la financiación pública nacional y proveniente de fondos europeos.

¿Qué tipos de financiación bancaria existen?

El tipo de financiación para empresas disponible en los bancos es muy amplio en cuanto a productos y siempre está enfocado en instrumentos de deuda, no de capital. En los bancos las empresas encontrarán todos los productos existentes de financiación de circulante, factoring, confirming, crédito, financiación de importaciones y exportaciones y muchos más y, por otro lado, un buen abanico de productos de financiación a largo plazo, como el leasing o el préstamo.

¿Cuánto tardan los bancos en conceder una operación de financiación?

Los bancos no son especialmente ágiles con el proceso de crédito para empresas, aunque no son los más lentos del mercado. En general, entre quince días y un mes suelen haber completado una operación de financiación completamente, aunque hay muchas variables que influyen de forma decisiva en el time to funding: el rating de la empresa, el importe de la operación, las garantís presentadas y el tipo de producto a contratar, entre muchos otros.

¿Qué empresas pueden financiarse con financiación bancaria?

Los bancos son muy exigentes con la solvencia de las empresas. Las empresas de nueva creación, y aquellas que tienen menos de dos años de antigüedad, lo tienen difícil para financiarse con los bancos, salvo que puedan aportar garantías adicionales suficientes. Una vez superados los dos años de vida, la empresa deberá superar el rating mínimo de solvencia, que suele ser, como decíamos, bastante exigente con la empresa.

Ventajas

  • El abanico de productos es el más amplio, tanto para necesidades de financiación como necesidades de cobros, pagos, gestión de tesorería y otros servicios.

  • La deuda contraída no computa en cirbe.

  • Son muy transparentes, tanto con las empresas como con los inversores.

  • Son más flexibles e innovadores con sus procesos de riesgo.

  • Permite tener una opinión independiente sobre el estado financiero de la empresa, de un conjunto amplio de inversores particulares.

  • El time to funding suele ser reducido si se escoge la plataforma adecuada.

Inconvenientes

  • El abanico de productos no es muy amplio, aunque pueden cubrir una parte importante de las necesidades de la empresa.

  • Hay un gran número de plataformas y todas ellas tienen procesos y productos muy diferentes, no todas tienen las mismas condiciones ni el mismo time to funding.

  • Es necesario hacer públicas las necesidades de financiación de la empresa en un Marketplace online.