Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

17-09-2022

Cómo funciona la línea de financiación de importaciones

Permite a la empresa aplazar los pagos derivados de las compras a proveedores internacionales. Se puede instrumentar con una línea de financiación de importaciones pura o con una línea de confirming pronto pago internacional, ya que ambas funcionan de forma muy parecida y cumplen con la misma finalidad. Debemos tener en cuenta, antes de nada, cómo puede ser la transacción comercial:

  • Remesa simple: la importación se instrumenta en documentos financieros como cheques, pagarés o efectos. No es habitual financiar importaciones si existe documento comercial de pago.
  • Remesa documentaria: la importación se instrumenta mediante documentos comerciales como facturas, contratos, documentos de transporte, polizas de seguro, etc. Además de documentos comerciales puede tener, o no, documentos financieros.
  • Crédito documentario: el banco designado por el importador es el que exige al del exportador que presente documentación relativa a la entrega para efectuar el pago.

La línea de financiación de importaciones puede ir ligada a una línea de créditos documentarios en la que el proveedor financiero, además de financiar la importación, gestiona el crédito documentario para dar seguridad a la compra, pero son dos operaciones financieras diferentes.

El tipo de importación que se financia con una línea de financiación de importaciones es el que se paga vía transferencia, independientemente del tipo de importación que se trate. A efectos prácticos el proveedor financiero solicita a la empresa la lista de pagos que debe emitir y los ejecuta, solicitando su pago a la empresa al cabo de, normalmente, 90 días, aunque pueden ser un plazo superior de entorno a 180 días si el circuito operativo de la empresa lo justifica. 

Tipos de financiación de importaciones

  • Financiación en moneda doméstica, cuando el pago al proveedor es en la misma divisa que la de la empresa.
  • Financiación en divisa, cuando el pago al proveedor es en una divisa diferente a la de la empresa. En este caso existen costes financieros asociados al cambio de divisa.

Condiciones económicas

  • Comisión por disposición: aplicada sobre cada importación financiada que la empresa realiza. Puede ser un % sobre el importe o una comisión fija.
  • Tipo de interés sobre el plazo financiado, que puede ser fijo o variable. También puede liquidarse al inicio de la transacción o al vencimiento. La empresa debe buscar que se apliquen a vencimiento para diferir pagos.
  • Comisión por cancelación anticipada de la financiación, ya sea en % sobre el importe cancelado o un coste fijo.
  • Comisión por apertura de línea: si las operaciones de importación están amparadas en una línea, ésta tendrá una comisión de apertura y otra de renovación, normalmente anual.
  • Comisión por impagado: aplicada cuando, al vencimiento de la financiación, la empresa no tiene saldo para asumirla.
  • Condiciones aplicadas al cambio de divisa: si el pago es en divisa, existen determinados costes que el proveedor financiero puede aplicar, como la comisión por cambio de divisa y el diferencial del cambio, que es un porcentaje aplicado al tipo de cambio oficial que el aplicado como margen y que suele quedar oculto a la empresa, que desconoce el tipo de cambio oficial sobre el que se calcula su cambio.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Las empresas que compran en el exterior materias primas para su proceso productivo o de servicio suelen tener un ciclo operativo (compra, producción, venta, cobro) más largo que otras empresas porque deben asumir un plazo de recepción de las importaciones, normalmente más largo que cuando las compras son nacionales, así que la línea de financiación de importaciones permite acortar el ciclo operativo y aprovecharse de las ventajas de la compra internacional (mejor precio o mejor calidad), sin sufrir sus consecuencias en el ciclo operativo.

Inconvenientes

  • Los proveedores financieros consideran este producto como riesgo financiero, es decir, el más duro, así que su acceso no está al alcance de todas las empresas.
  • Al vencimiento de cada financiación la empresa debe disponer del saldo para amortizarla, independientemente de si ha materializado esas compras en ventas y cobros. La realidad es que la línea de financiación de importaciones ayuda a mejorar el ciclo operativo, pero casi nunca lo financia por completo.



Contactar

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!