Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Leasing para empresas

El leasing para empresas se utiliza para financiar la compra de cualquier activo fijo, ya sea leasing para maquinaria, vehículos, inmuebles e incluso activos intangibles como aplicaciones informáticas y software, con la ventaja de poder financiar el 100% del valor del activo incluidos los impuestos. En la práctica el leasing es un contrato de arrendamiento financiero sobre un bien, propiedad de la entidad y alquilado a la empresa, pero con la posibilidad para la empresa de ejercer una opción a compra, normalmente en la última cuota de financiación. En su otra modalidad, el leaseback permite vender un activo que es propiedad de la empresa a la entidad quien, a su vez, alquila el bien a la empresa con una opción de compra final.
Contactar

¿Cómo funciona el leasing para empresas?

En un leasing, la propiedad del activo financiado corresponde a la entidad de leasing, es decir, a la entidad financiera que lo formaliza, que es propietaria hasta la última cuota de la financiación, también llamada valor residual. Al ser la entidad propietaria del bien, es ella la que asume los impuestos, como el IVA, y lo repercute a la empresa en las cuotas periódicas que liquida, es una forma de financiar el 100% del valor de compra. Adicionalmente el leasing tiene deducciones fiscales muy interesantes para las empresas, ya que permite la amortización del bien en un tiempo inferior al habitual, lo que se denomina amortización acelerada. Por el contrario, puede suponer un problema fiscal amortizarlo anticipadamente, si no ha pasado el plazo mínimo legal establecido.

¿Qué costes tiene el leasing?

Como cualquier operación de financiación de empresas a largo plazo, el leasing tiene una comisión de apertura pagadera al inicio de la operación. Se establece también una comisión para los supuestos de cancelación anticipada y/o modificaciones del contrato durante su vigencia. Adicionalmente el leasing devengará un tipo interés a cada cuota por el importe pendiente de amortizar y el correspondiente IVA. El tipo de interés puede ser fijo o variable según se pacte con la entidad.

¿Quién puede solicitarlo?

Los criterios de concesión del leasing son más flexibles que otros productos de financiación para empresas a largo plazo porque la entidad financiera cuenta con la garantía del activo financiado. Además, es una forma de financiación extendida en fuentes de financiación no bancarias como los Establecimientos Financieros de Crédito.

¿Qué tipo de compras puede financiar el leasing?



Como ya hemos comentado, el leasing nos permite financiar la comprar de cualquier activo y su mayor ventaja es que permite a las empresas financiar el valor del activo al completo incluyendo los impuestos. Algunas de las compras más comunes a financiar gracias al leasing son:

  • Leasing para maquinaria
  • Leasing para inmuebles
  • Leasing para vehículos
  • Leasing para aplicaciones y sistemas informáticos

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Cuotas predecibles y fijadas de antemano.
  • Posibilidad de financiar el 100% del valor de compra
  • Ventajas fiscales.

Inconvenientes

  • Es poco flexible en cuánto a amortizaciones anticipadas por sus ventajas fiscales.

Puntos Clave

  • Rango de Importe: 
    Hasta el 100% del valor de los equipos

  • Plazo de la financiación:
    Plazo de vida útil de los equipos

  • Tipo de interés desde: 
    2%-9%