Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Renting

El renting es un producto financiero que permite a las empresas acceder a activos fijos, tangibles o intangibles, mediante un contrato de alquiler, con o sin opción a compra, con la ventaja de que, al ser un contrato de alquiler, no computa como deuda en el balance de la empresa ni en sus estados de endeudamiento como la cirbe. Además, permite la renovación constante de equipos, algo especialmente importante en activos con alta obsolescencia como los equipos informáticos o el software.
Contactar

Características

Cómo funciona el renting

El renting consiste en el alquiler de un activo por parte del proveedor del bien o por parte de la entidad financiera que hace el contrato de renting. En el contrato de renting se pacta un plazo temporal en el que la operación estará en vigor. Durante este plazo la empresa posee y disfruta el bien, pero no lo tiene contabilizado en balance, ni el activo ni la deuda asociada, porque no es el titular del mismo. El renting puede ser con o sin mantenimiento del bien y con o sin opción de compra, en función de cómo se pacte.

Qué costes tiene el renting

Los costes financieros de una operación de renting son los mismos que en cualquier otro producto financiero, una comisión inicial y un tipo de interés asociado a la operación de renting y su plazo de vencimiento. Además, puede tener comisiones por la cancelación anticipada de la operación y, hay que tener en cuenta que las cuotas están gravadas con IVA, al tratarse de un alquiler. Otros costes no financieros asociados al contrato de renting tienen que ver con los de mantenimiento del bien objeto de renting.

Quién puede solicitarlo

Los criterios de aprobación de las operaciones de renting son bastante flexibles, pues, al ser la entidad financiera propietaria del bien que alquila, puede utilizarlo para liquidar la deuda en caso de impago, así que es utilizado como garantía de la operación financiera. Es muy habitual el renting de vehículos, así como el de equipos informáticos, pero ha tomado mucha relevancia, especialmente en los últimos años, el renting sobre equipos industriales, que está ampliamente aceptado entre las entidades financieras, por lo que a la práctica es posible adquirir cualquier activo mediante renting.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Cuotas definidas de antemano.
  • Posibilidad de financiar el 100% del valor de los equipos.
  • Admite la compra del activo o su renovación en función de las necesidades.
  • Concesión muy flexible.

Inconvenientes

  • Puedes resultar algo caro, tanto desde el punto de vista financiero como desde el del propio activo, en ocasiones el coste de mantenimiento del activo puede ser elevado.

Puntos Clave

  • Rango de importe: hasta el 100% del valor de los equipos
  • Plazo de la financiación: plazo de útil de los activos
  • Tipo de interés desde: 2%-9%