Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

01-09-2022

Cómo funciona el renting para empresas

Es un contrato de arrendamiento mercantil mediante el cual la entidad de renting o entidad arrendadora pone a disposición de la empresa unos bienes concretos a cambio de una renta de alquiler periódica que, además, puede cubrir el mantenimiento y revisión de los bienes. Al tratarse de un alquiler la empresa se beneficia del uso de los bienes sin necesidad de tenerlo en propiedad, ni el activo ni ningún tipo de deuda, lo que aligera el balance.

Es ofrecido por la mayor parte de entidades financieras, pero también por divisiones y filiales de los fabricantes porque les ayuda a incrementar sus ventas.

El renting no es considerado un producto financiero porque no genera deuda en la empresa y no está sujeto a una supervisión especial ya que se rige por el Código Civil, pero técnicamente permite a la empresa acceder a activos fijos de forma muy parecida a como lo haría con un préstamo o un leasing.

Otras de sus principales características son:

  • Al no estar regulado específicamente, las partes son libres de pactar las condiciones.
  • El contrato de renting puede incluir una serie de servicios adicionales relacionados con el mantenimiento del bien, por ejemplo, el renting de vehículos incluye el seguro, aunque también es posible que no los incluya tomando el contrato de renting un carácter más financiero.
  • En el contrato de renting no se contempla la opción a compra, aunque a la finalización del contrato, el proveedor financiero puede ofrecerla en documento a parte. Si es así, el renting ha servido para financiar un activo sin cómputo de deuda en balance, lo que acaba convirtiendo al renting en un producto financiero en determinados casos.

Tipos de renting

Los tipos de renting se pueden calsificar en función de las características del bien:

  • Renting de vehículos: es el más habitual y aporta muchas ventajas en la gestión de flotas.
  • Renting tecnológico: también muy habitual e ideal para la gestión IT de la empresa, pues permite una renovación continua de equipos tecnológicos.
  • Renting industrial: para cualquier tipo de maquinaria productiva de cualquier sector.
  • Renting inmobiliario, en el caso de bienes inmuebles.

Una modalidad específica de renting es el rent-back, en el que la empresa posee la propiedad del bien y lo vende a la entidad de renting para que se lo alquile de nuevo. Es una forma ideal para obtener liquidez y flexibilizar la estructura.

Condiciones económicas

En cuanto a las condiciones económicas de este tipo de operaciones, son muy distintas según el tipo de bien al que nos refiramos, pues el mantenimiento y los servicios adicionales difieren mucho entre unos y otros. Lo que sí debemos hacer es diferenciar muy bien entre el renting operativo y el renting puramente financiero. El primero incluye servicios adicionales de mantenimiento, pero el segundo no y es muy parecido al leasing.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Al tratarse de un alquiler, la empresa imputa la totalidad de las cuotas de renting como gasto en la cuenta de resultados, minorando el beneficio y el impuesto de sociedades de forma directa.
  • No genera deuda a la empresa ni computa en cirbe.
  • Flexibiliza la estructura de la empresa, pues la empresa puede rescindir el contrato de alquiler, aunque la entidad puede imponer plazos mínimos.
  • La empresa se asegura la renovación continua de sus bienes de equipo. Es un producto especialmente adecuado para bienes con vida útil corta.

Inconvenientes

  • El coste puede ser superior al de adquirir directamente el bien.
  • La empresa se ve obligada a asumir una cuota de alquiler para siempre, pues al finalizar el contrato de renting el bien se devuelve a la empresa de renting y la empresa lo sustituye por uno nuevo, salvo que se pacte una cuota adicional para adquirir la propiedad (renting financiero).



Contactar

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!