Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Calculadora para valorar empresas

Valoración de Empresas

Gracias a esta calculadora, podrás obtener un rango de valoración preliminar de cualquier empresa de forma muy sencilla. Si deseas obtener más detalle en tu valoración también puedes optar un informe de valoración realizado por uno de nuestros consultores o la plantilla en Excel de valoración de empresas, una herramienta muy sencilla pero muy completa.

Rango de Valoración

Mínimo 0 €
Máximo 0 €
Activos 0 €
Pasivos 0 €
Ebitda 0 €
Ebitda corregido 0 €

Introduce el valor de los siguientes conceptos financieros de la empresa para obtener el rango de valoración. Introdúcelos en positivo, aunque sea una partida de gastos. La calculadora está pensada para empresas en etapa de madurez, si quieres saber la valoración de una empresa de alto crecimiento o con alto componente innovador consúltanos y estudiaremos tu caso.

i
Ventas
,00 €
i
Variación de existencias
,00 €
i
Aprovisionamientos
,00 €
i
Gastos de personal
,00 €
i
Otros gastos
,00 €
i
Alquiler
,00 €
i
Inversiones nuevas
,00 €
i
Inversiones Financiera
,00 €
i
Activos fijos
,00 €
i
Deudores
,00 €
i
Tesorería
,00 €
i
Acreedores
,00 €
i
Pasivos financieros
,00 €
i
Deuda Bancaria
,00 €
Contactar

  Calculadora de Valoración de Empresas

Esta sencilla herramienta de valoración de empresas te permitirá obtener un rango de valoración preliminar sólo con algunos datos de los estados financieros de la empresa. La calculadora obtiene el Ebitda y el Ebitda corregido con los datos introducidos y éste, permite, gracias a los múltiplos de valoración, determinar el rango de valoración.

Porqué valorar una empresa

Existen muchas razones por las que es necesario valorar una empresa, entre ellos destacarían:

  • Para comprarla o venderla: obviamente, el primer paso para hacer una compraventa es determinar el valor de la empresa.
  • Para dar entrada a un socio: en estos casos, o bien los socios venden sus acciones a un nuevo accionista, o bien se lleva a cabo una ampliación de capital que permite al nuevo socio ser accionista y, a la empresa, obtener una inyección de liquidez.
  • Para comparar su valor con otros competidores o con la media del sector, en definitiva, para determinar su posición competitiva y, porqué no, valorar una posible fusión.
  • Por último, la valoración de una empresa puede hacerse como parte de la valoración patrimonial global de los propietarios que integran el valor de la empresa como un activo más en su balance.

Cómo valorar una empresa

Existen distintos métodos de valoración de empresas que suelen ser utilizados en función de la cantidad de información disponible y de su accesibilidad. Podemos encontrarnos con casos en que toda la información esté disponible, tanto a nivel financiero como a nivel de negocio, en ese caso lo habitual es utilizar el método de descuento de flujos de caja, en caso contrario, cuando sólo es posible acceder a información financiera pública, es más habitual utilizar los múltiplos de valoración

Descuento de flujos de caja:

Se trata de hacer una proyección, normalmente a 5 o 10 años, de los flujos de caja obtenidos por la empresa en el desarrollo de su actividad, actualizados a una tasa determinada, denominada tasa wacc. El valor actualizado de esos flujos se considera que es el valor de la compañía. Para llevar a cabo este método es fundamental tener toda la información de la empresa al alcance

Múltiplos de valoración:

Es un método muy sencillo y práctico porque no es necesario disponer de gran cantidad de información. Este método asume que hay varios indicadores financieros, como el Ebitda, que mantienen una relación directa con el valor de la empresa.

La calculadora de valoración de empresas de Financlick utiliza el método de los múltiplos de valoración. Si necesitas valorar una empresa por el método de descuento de flujos de caja, recomendamos la herramientas en Excel de valoración de empresas, una herramienta sencilla de utilizar pero con resultados muy sofisticados, que admite tres métodos de valoración de empresas: el descuento de flujos de caja, los múltiplos de valoración y, por último, valoración por balances.