Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

27-07-2021

¿Qué vivienda puedo comprar con mi sueldo?

Comprar una vivienda es una decisión muy importante que implica una gran inversión económica, y en la mayoría de los casos, la contratación de una hipoteca bancaria. Muchas personas se preguntan qué vivienda pueden permitirse con su salario mensual, pero para saber la respuesta, es importante conocer todos los factores que pueden influir en esta decisión.

En este artículo queremos contarte qué debes tener presente antes de adquirir una vivienda y cómo puedes saber qué propiedad puedes comprar basándote en tu salario actual.

Lo primero que debes tener en cuenta antes de comprar una vivienda es saber cuánto dinero tienes ahorrado para poder pagar la entrada de una propiedad, ya que actualmente, los bancos ofrecen préstamos por un valor del 80% del coste de la propiedad, por lo tanto, deberías ofrecer como mínimo, el 20% del precio total de la vivienda y aproximadamente un 10%-12% adicional para poder cubrir los gastos iniciales, así que en número redondos debes contar con un 30%-32% del coste del inmueble que deseas.

Saber la cantidad de ahorros de los que dispones para financiar la entrada de una vivienda y determinar el valor de la hipoteca que te ofrecerán, es clave para saber qué vivienda puedes comprar con tu sueldo actual porque sabiendo de cuanto dinero dispones puedes sabér qué importe de préstamo debes solicitar.

En cuanto a los gastos atribuidos a diferentes gestiones y documentaciones necesarias para convertirte en propietario, te detallamos cuáles son:

  • Impuestos vinculados a la compra venta: Es un pago único que se debe abonar al adquirir la vivienda. En función de si es vivienda nueva o vivenda usada se aplicará un tipo de impuesto u otro y su porcentaje es diferente en función de la comunidad autónoma del inmueble. Si la vivienda es de obra nueva se pagará IVA y AJD, un 11% aproximadamente entre ambos, si la vivienda es usada se liquidará el impuesto de transmisiones patrimoniales ITP, que en función de la comunidad oscila entre el 4% y el 10%.
  • Registro de la propiedad: Es la inscripción en el registro de la propiedad de los nuevos titulares. También se deberán pagar al adquirir el inmueble.
  • Gastos de notaría: Todos los documentos que se realicen deberán de ser firmados y gestionados ante notario. Los gastos notariales correspondientes a la compra del inmueble los asume el comprado.
  • Tasación: para determinar el valor del inmueble es necesario realizar una tasación de la misma, este gasto deberás asumirlo como comprador.
  • Comisión de apertura de la hipoteca: este es otro de los gastos que deberás asumir cuando formalices tu hipoteca.

Los ingresos mensuales 

Los ingresos que generas mensualmente son importantes para conocer qué tipo de hipoteca pueden ofrecerte los bancos. Actualmente, las entidades bancarias conceden hipotecas en las que el porcentaje de endeudamiento de la vivienda es del 30% o inferior a los ingresos mensuales que generes.

Por ejemplo, si una persona tiene un sueldo neto de 2.000 euros mensuales, su hipoteca podrá ser de hasta 600 euros mensuales; mientras que una persona que ingresa 1.000 euros mensuales podrá tener una hipoteca de 300 euros mensuales. Para saber el importe de préstamo que te corresponde con esas cuotas puedes echar mano de la calculadora de préstamos profesional, por ejemplo, para una cuota de 700 euros al mes a 30 años te correspondería un préstamo de 190.000 euros, si eso es el 80% del valor de la vivienda puedes aspirar a comprarte una vivienda de 237.500 euros.

Para saber cuál puede ser el coste mensual de tu hipoteca basándonos en los ingresos mensuales que generas, puedes usar el simulador hipotecario que te permitirá analizar la viabilidad financiera de la concesión de la hipoteca y calcular todo indicadores financieros del préstamo.

Para saber qué vivienda puedes comprar con tu sueldo es importante que valores los ahorros de los que dispones para ofrecer la entrada de la vivienda deseada y determinar también qué tipo de hipoteca pueden ofrecerte los bancos para saber cuánto dinero deberás pagar mensualmente para cubrir la hipoteca solicitada. Finalmente, no olvides el coste de la documentación y la gestión de la compra de la vivienda.


Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!