Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

02-03-2016

Ahora más que nunca, financiación alternativa

Es joven en España, pero ya tiene track record en Estados Unidos y Reino Unido, y velocidad de crucero en otros paises, hablamos de la financiación alternativa o, más bien, complementaria a la banca en su sentido más amplio: crowdlending, crowdfunding, fondos de inversión, financiación privada, invoice finance, direct lending y otros. Es más que sabido que en España el 90% de financiación sigue concentrada en la banca, lejos de la distribución en otros paises donde llega hasta el 30% o el 50%, pero ¿porqué hoy más que nunca financiación alternativa? Por tres razones muy sencillas:

#1 Concentración bancaria

En 2009 operaban en nuestro país 59 bancos españoles, hoy contamos apenas con 16 entidades bancarias, es cierto que no son las únicas entidades que hacen fluir el crédito, también lo hacen los establecimientos financieros de crédito, pero estos no gestionan el dinero del público sino que prestan sus propios recursos, no son tan canalizadores del ahorro como lo son los bancos, aunque sí cumplan con funciones de financiación para la economía. Pero el proceso no ha parado aquí, la consolidación bancaria va a seguir adelante para acabar con, probablemente, no más de 6 entidades, las 6 cotizadas, o quizás menos incluso. Entidades como BMN, Liberbank, Unicaja, Abanca o Cajamar están en las quinielas para ser absorbidas por algunos de los tres grandes de nuestro país, Santander, BBVA o Caixabank, y podría haber alguna otra sorpresa como la absorción de Banco Popular, un banco que, siendo grande, podría estar atravesando por serios problemas por su elevada morosidad, la mayor de los cotizados con un 12.86% en 2015. Esta concentración está siendo "recomendada" a los tres grandes bancos por el propio Luis de Guindos y podríamos ver como se materializa en los próximos trimestres.

#2 Regulación bancaria

En los últimos años, después del estallido de la gran crisis, la regulación bancaria por parte del supervisor no ha hecho más que endurecerse en materia de requerimientos de capital, mejora de los procesos de captura de riesgo, constitución de colchones adicionales de seguridad, introducción de requerimientos sobre apalancamiento como medida complementaria a la ratio de solvencia basada en el riesgo, ejercicios de estrés, nuevos requerimientos de liquidez a corto plazo y liquidez estructural y, por otro lado, un aluvión de demandas por malas prácticas en la comercialización de productos financieros han caído como una losa sobre la cuenta de resultados del sector. Esta regulación, creemos que necesaria, también resta eficiencia al sector, aunque tiene sentido si la estrategia es hacer bancos enormes, sistémicos, pero controlados, aunque también poco dinámicos, lentos y burocráticos.

#3 Evolución de los mercados

No perdamos de vista lo que está pasando en los mercados desde Agosto del pasado año, desplome de las bolsas en prácticamente todos los mercados arrastrados por la bolsa china, el Dax alemán se ha dejado un 18% desde sus máximos de Enero, Deustche Bank un 40% desde Agostos de 2015, el Ibex un 26% desde los máximos de Enero, el Euribor ha cerrado en negativo el mes de Febrero por primera vez en su historia, mucha de la deuda soberana europea cotiza en negativo por su valor refugio, la inversión del dinero miedoso y, por primera vez en la historia, el tesoro japonés ha colocado una emisión a 10 años con rentabilidad negativa y, algunas voces alertan de la falta de liquidez en algunos segmentos del mercado de bonos corporativos. Por otro lado, la política monetaria no convencional del BCE es cada vez menos convencional, lo que debían ser medidas extraordinarias para momentos de pánico puntuales, se están conviertiendo en parte habitual de la bateria de medidas que utiliza, la convencional política no convencial, podríamos decirle. Todo ello es sintoma de miedo en los mercados que podría desencadenar, de nuevo, en alta tensión financiera a nivel global.

En un país, el nuestro, que podría acabar con 6 bancos (aunque los 16 de hoy no son un abanico muy amplio), con cada vez más requerimientos de capital y regulación, que se ven obligados a recomprar sus propias acciones cuando hay caídas bruscas en la bolsa para cumplir con ellos y, con una sintomatología tan extraña en la mercados financieros, ser empresa y tener dependencia de la financiación bancaria es, francamente, estar jugando con fuego. En un mundo ideal la autofinanciación seria el mejor escenario, pero es casi una utopía para muchos sectores y muchas empresas que, por suerte, hoy ya cuentan con un abanico suficientemente amplio de financiación alternativa para financiar sus proyectos de inversión y su rabioso corto plazo.

Así que si eres empresa y la financiación forma parte de tu día a día, no te lo pienses más y diversifícala antes de que te pille el toro ¿Te vas a arriesgar a ver qué pasa?

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas