Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

18-06-2021

Ventajas de la subrogación de una hipoteca

Qué es la subrogación hipotecaria

La subrogación hipotecaria permite al hipotecado cambiar su hipoteca de banco para mejorar las condiciones de esta, o cambiar la hipoteca de titular o titulares. Por lo tanto, existen dos tipos de subrogación de una hipoteca:

La hipoteca de acreedor,
 en la cual se realiza un cambio de banco del préstamo hipotecario con el objetivo de mejorar las condiciones de la hipoteca, ya que realizando este cambio puedes conseguir rebajar el interés, reducir las comisiones, eliminar las cláusulas abusivas de tu banco anterior o incluso ampliar el plazo de amortización.

La hipoteca de deudor, en la que se realiza un cambio del titular o titulares de la hipoteca. Este caso suele ocurrir cuando se adquiere una nueva vivienda y asumes el préstamo hipotecario del vendedor. Mediante esta gestión evitarás firmar una nueva hipoteca que tendría la ventaja de mantener las condiciones que tenía el vendedor, aunque hoy en día casi siempre el banco obliga a cambiarlas. 

Cómo realizar una subrogación de hipoteca

Para realizar una subrogación de hipoteca deberás disponer de un banco que quiera asumir tu préstamo y realizar el cambio de hipoteca. El estudio es exactamente igual que el de una hipoteca nueva, tendrás que aportar toda tu documentación económica y tasar el inmueble para que el banco pueda tomar una decisión.

Previamente, es necesario conocer el mercado hipotecario. Consulta diferentes bancos que ofrezcan este tipo de servicio y determina en qué banco podrás obtener las mejores condiciones para tu caso. Es un sector muy amplio y puede que no tengas claro hacía dónde dirigirte, así que también puedes utilizar nuestro estudio gratuito para que te ayudemos a escoger el mejor banco para ti.

Una vez conozcas el sector y sepas las condiciones quieres para tu hipoteca, negocia con los bancos y espera una buena oferta. Cuando aceptes la mejor oferta para tu caso, será el nuevo banco quien le indicará a tu anterior entidad el cambio de hipoteca.

Tu banco anterior realizará una contraoferta en la que te planteará nuevas condiciones para tu hipoteca. Podrás escoger si aceptar la contraoferta o elegir la propuesta de la nueva entidad bancaria.

4 ventajas de la subrogación de una hipoteca

Antes de realizar la subrogación de una hipoteca debes considerar los beneficios que comporta. Es importante que conozcas y analices detenidamente la oferta que te realice el banco, observando si te ofrecen una mejora de las condiciones de la hipoteca. A continuación, te explicamos 4 grandes ventajas que tiene la subrogación de una hipoteca, que debes conocer en el momento de realizar este trámite.

  1. Podrás modificar tu hipoteca:

La subrogación de la hipoteca puede servirte para modificar el tipo de interés o cambiar tu hipoteca de tipo variable por una mixta o fija. Siempre teniendo presente qué tipología de hipoteca es más beneficiosa para ti.   

  1. Mejorar las vinculacions:

En los últimos años los bancos, como norma general, están obligando a sus clientes a contratar productos vinculados a la hipoteca como seguros o planes de pensiones para que puedan beneficiarse de bonificaciones en el tipo de interés. En muchas ocasiones las vinculaciones pueden llegar a ser muy costosas, pero podrás negociarlas con una entidad nueva gracias a la suborgación hipotecaria.

  1. Negociar nuevas condiciones:

Otra gran ventaja que tiene la subrogación de una hipoteca es la posibilidad de negociar nuevas comisiones con el banco en cuestión, como, por ejemplo: la comisión de amortización. Es importante que siempre tengas presente tus beneficios y puedas negociar con el banco las condiciones que mejor se adaptan a tus necesidades.

  1. Disminuir las cuotas mensuales:

Uno de los puntos más importantes en una hipoteca es el pago de las cuotas mensuales. En ocasiones, los bancos solicitan cuotas abusivas que son contraproducentes para los hipotecados. Con la subrogación de la hipoteca también puedes solicitar un cambio del plazo del préstamo, consiguiendo una disminución de las cuotas mensuales. Aunque debes tener presente que los intereses aumentarán.

¿Es rentable realizar una subrogación de hipoteca?

Debes tener presente que una subrogación de hipoteca comporta el pago de comisiones, notaría, registro, tasación y gestión. Aún así, en la mayoría de los casos la subrogación de una hipoteca es rentable, pero la mejor manera de saberlo es realizando los cálculos basados en tu situación actual y compararlos con la nueva propuesta de subrogación, teniendo en cuenta tipo de interés, plazo de amortización, comisiones y vinculaciones. Para que te hagas una idea, conseguir pasar de un tipo de interés del 2% al 1%, para una hipoteca de 150.000€ a 15 años, supone un ahorro superior a 12.000€, así que la subrogación de una hipoteca suele ser rentable.

 


Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!