Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

12-05-2019

Qué son y para qué sirven las Necesidades Operativas de Fondos (NOF)

Las necesidades operativas de fondos son, como su nombre indica, las necesidades de liquidez a corto plazo para cubrir el circuito operativo de la empresa, y están íntimamente ligadas al ciclo de producción. Para entenderlo de una forma sencilla, las NOF son, matemáticamente:

NOF = Existencias + Cuentas por cobrar + Tesorería operativa – Pasivo Espontáneo

Siendo la tesorería operativa, aquella mínima indispensable para mantener el día a día de la empresa, y el pasivo espontáneo las cuentas a pagar de carácter no financiero, es decir, el pago a proveedores y otros acreedores no financieros, como por ejemplo hacienda. Una versión simplificada de las NOF, comúnmente aceptada, es la que no tiene en cuenta la tesorería operativa.

La cifra derivada de esta fórmula es la que necesita la empresa para cubrir el ciclo de producción:

  • Pagar la materia prima necesaria para la fabricación de sus productos. Donde entra en juego el plazo medio de pago a proveedores y el proceso de compra particular de la empresa.
  • Cubrir el proceso de fabricación y almacenaje de la mercancía. Donde entra en juego el plazo medio de fabricación y el plazo medio de existencias, así como la estructura del proceso productivo particular del sector de la empresa.
  • Cubrir la venta y cobro de sus productos a clientes. Donde entra en juego el plazo medio de cobro de clientes.

La interpretación de las NOF es la siguiente:

  • Si el Fondo de Maniobra es superior a las NOF, la empresa está cubriendo con su circulante sus necesidades operativas, por lo que no necesita hacer nada.
  • Si el Fondo de Maniobra es inferior a las NOF, la empresa no está cubriendo sus necesidades operativas y tiene problemas de pago, por lo que necesita acudir a financiación externa para cubrirlas o mejorar su fondo de maniobra: ampliando el plazo de pago a sus acreedores, reduciendo el plazo de cobros de sus deudores, o reduciendo el plazo de producción y almacenaje.

Podemos decir que la tesorería real que tiene la empresa, es el Fondo de Maniobra menos las Necesidades Operativas de Fondos. Esta sencilla fórmula nos da una idea de las necesidades de financiación a corto plazo y las posibilidades de la empresa de incidir en su circuito operativo. En empresas que crecen de forma acelerada, por ejemplo, las NOF incrementan también muy rápido, lo que genera tensiones de tesorería. Hay que tener en cuenta, además, que las cuentas anuales utilizadas para calcular las NOF, sean veraces para no incurrir en errores:

  • Deudores comerciales: podría llevar a resultados equivocados si incluye saldos morosos de clientes u otra partidas que no son de carácter comercial, como deuda de los socios con la empresa a corto plazo, por citar un ejemplo.
  • Pasivo Espontáneo: igualmente podría llevar a resultados equivocados si incluye saldo moroso de proveedores y otros acreedores no financieros, así que como con los socios y otros acreedores no vinculados a la operativa de la empresa.
  • Tesorería mínima operativa: en ocasiones no es fácil determinar cuál es la tesorería mínima operativa para mantener el circuito de tesorería.
  • Existencias: podría llevar a resultados equivocados si las existencias en balance no están correctamente registradas, ya sea porque la valoración no es la adecuada o porque hay existencias obsoletas no provisionadas.

Las NOF son, por tanto, uno de los indicadores principales de fortaleza a corto plazo de una empresa y uno de nuestros favoritos, puedes ver cuál es su comportamiento en distintos escenarios con la plantilla de análisis de balances de PlantillasPyme ¡No te la pierdas!

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!