Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

04-05-2020

Qué son y cómo funcionan los préstamos privados


Los préstamos privados son muy habituales en el ámbito de financiación, tanto de empresas como de particulares y autónomos, y también se les conoce como préstamos de capital privado.

Este tipo de préstamos son concedidos por entidades privadas no bancarias que prestan en aquellas situaciones especiales donde no llega el banco, así que son préstamos muy útiles en determinadas circunstancias y resuelven situaciones muy especiales y concretas.

Qué son los préstamos de capital privado y qué ventajas tienen

Para empezar, se trata de préstamos con garantía hipotecaria, es decir, el titular, debe aportar como garantía un bien inmueble, ya sea un piso, una casa o un local. En base al valor del inmueble la entidad concederá un importe mayor o menor.

El inmueble es la principal garantía de los préstamos privados, y esta es una de sus grandes ventajas porque, al ser así, no es tan importante el destino del préstamo o la situación del titular a la hora de solicitarlo. Esta es la clave de su éxito.

  • No importa si el titular aparece en Asnef u otros ficheros de morosidad.
  • Se puede utilizar el préstamo para reunificar deuda bancaria o no bancaria.
  • También se puede utilizar para paralizar embargos y subastas.
  • No requieren de avales adicionales porque el propio inmueble garantiza la operación.
  • Se pueden utilizar también para pagar los impuestos derivados de una herencia, de forma que los propios inmuebles a heredar sirven de garantía al préstamo que liquidará los impuestos.
  • También es posible utilizar para hacer una ampliación de capital en una empresa propiedad del titular del préstamo. Esta es una de las finalidades más interesantes de este préstamo que, ante las dificultades de la empresa, permite obtener liquidez de un inmueble de forma rápida y sin necesidad de malvenderlo.

En definitiva, un préstamo de capital privado se puede utilizar para cualquier necesidad, pero especialmente para aquellas necesidades que los bancos no cubren, y esa es la principal ventaja de los préstamos privados. Además, no es necesario que el inmueble se encuentre libre de cargas, es posible hacer un préstamo privado cuando el capital pendiente de la hipoteca en vigor es pequeño, de forma que el nuevo préstamo absorbe la carga actual.

Además de la enorme flexibilidad de este tipo de financiación, otra de sus grandes ventajas es que son muy ágiles de obtener. Tanto el estudio como la gestión de todo el proceso hasta la firma son mucho más ágiles que el proceso del banco que, en ocasiones, se eterniza.

Por último, los plazos de amortización son también muy flexibles, admiten carencias con plazos bastante largos y adaptadas a las necesidades concretas de cada caso. Este tipo de préstamos admite:

  • Pago de intereses y amortización del capital al vencimiento.
  • Pago de intereses periódicos y amortización del capital a vencimiento.
  • Pagos de cuotas periódicas de capital e intereses sin amortización final.
  • Un mixto de pago de cuotas de capital e intereses durante la vida del préstamo y una parte del capital en la última cuota.
  • El plazo mínimo ronda los 6 meses y admite hasta 20 años de plazo.

Si tenemos que hablar de una empresa en España especialista en el trámite de este tipo de préstamos, tenemos que hablar de Suitaprest. Se trata de la sociedad de referencia en nuestro país en cuanto a capital privado se refiere, son ágiles y sobre todo transparentes, algo esencial en este sector donde la falta de transparencia de algunos operadores ha dejado en un segundo plano las grandes ventajas de este tipo financiación que cubre situaciones muy concretas y especiales que no es posible cubrir con ningún otro canal de financiación.

 




Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Si necesitas financiación para tu empresa o quieres más información, completa el formulario sin compromiso y nos pondremos en contacto para informarte de forma personalizada.

C. Aragón 336, Barcelona (08009)
T. +935 660 108
M. info@financlick.es