Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Actualizado: 28-01-2024

Qué es el Working Capital y cómo puedes financiarlo

El ámbito financiero está repleto de anglicismos que en ocasiones te pueden dejar fuera de juego. Si en alguna ocasión te han hablado del working capital y no has sabido de qué se trata, no te preocupes porque es algo bastante sencillo y hoy vamos a hablar de él con todo detalle.

El working capital o capital de trabajo, por su traducción literal al castellano, no es más que el fondo de maniobra del balance de una empresa, es decir, la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente de forma que se calcula con esta simple fórmula:

Working capital = Activo corriente - Pasivo corriente

En esta ecuación tenemos, por un lado, el activo corriente, es decir, los activos que van a convertirse en liquidez en un plazo inferior a 12 meses, que se compone principalmente de:

  • Existencias: ya sean preparadas para la venta o semielaboradas.
  • Deudores comerciales y otros cuentas por cobrar, es decir, clientes pendientes de cobro y otros deudores no comerciales.
  • Inversiones financieras a corto plazo: son productos financieros de inversión con plazo de vencimiento inferior a 12 meses como por ejemplo un depósito a plazo fijo.
  • Tesorería: son los saldos en cuenta corriente o en la caja de la empresa.

Por otro lado tenemos el pasivo corriente, es decir, deudas a las que la empresa debe hacer frente en un plazo inferior a 12 meses. Éste se compone principalmente de:

  • Deudas a corto plazo: normalmente deuda con proveedores financieros.
  • Acreedores comerciales y otras cuentas por pagar: deuda con proveedores relacionados con el circuito operativo de la empresa y otros acreedores.

El Working capital puede dar tres resultados diferentes:

  • Working capital > 0: es decir, la empresa tiene más activos a corto plazo que pasivos al mismo plazo, de forma que puede hacer frente a sus obligaciones con plazo de vencimiento inferior a 12 meses. La empresa tiene, por tanto, una buena situación de liquidez.
  • Working capital < 0: es decir, la empresa tiene menos activos a corto plazo que pasivos o deudas al mismo plazo, de forma que NO es capaz de hacer frente a sus obligaciones a corto plazo. La empresa tiene lo que se llaman tensiones de liquidez.
  • Working capital = 0: es decir, la empresa tiene exactamente los mismos activos a corto plazo que pasivos al mismo plazo de forma que puede hacer frente a estos, pero su situación es comprometida porque una vez ha hecho frente a sus pasivos de corto plazo se queda sin activos. Esta situación es bastante peculiar y es raro que se dé exactamente en la realidad. 

Cómo financiar tu Working Capital

La empresa es un ente vivo y su balance no es más que una fotografía fija en una fecha determinada, así que no podemos decir que una empresa tenga siempre el working capital positivo o negativo, si no que éste va cambiando a lo largo del tiempo. Para cubrir esta diferencia negativa entre activo corriente y pasivo corriente existen diferentes productos de financiación enfocados en este corto plazo:

  • Póliza de crédito: es la mejor opción para financiar el circulante pues supone poner a disposición de la empresa una cuenta corriente para que ésta pueda disponer en negativo para cualquier necesidad de corto plazo.
  • Descuento comercial: permite anticipar cobros de clientes que están soportados en un documento comercial, como un adeudo SEPA, un pagaré o una letra de cambio, por ejemplo.
  • Factoring: supone también el anticipo de coptos de clientes pero, además, se ceden los derechos de cobro al proveedor financiero, lo que permite incluso ceder el riesgo de impago en su modalidad sin recurso.
  • Financiación de importaciones: permite pagar de forma aplazada las importaciones de materias primas para la producción. Esto permite convertir en líquidas éstas mediante su transformación y venta antes del vencimiento de la importación financiada.
  • Préstamo a corto plazo: suponen una inyección de tesorería con un plazo de devolución a corto plazo. Los bancos han ido aumentando la oferta de este tipo de financiación en los últimos años de forma que hoy es posible obtener una linea de préstamo a corto plazo abierta para disponer y amortizar durante un periodo determinado, normalmente 12 meses, de forma similar al funcionamiento de una póliza de crédito.
  • Préstamo a largo plazo: obtener un préstamo a largo plazo para destinarlo a la tesorería de la empresa es, posiblemente, la forma más clara de mejorar el working capital, pues se produce un incremento de la tesorería sin que se incremente la deuda a corto plazo.
  • Confirming pronto pago: supone el pago aplazado de cualquier compra a proveedores. A diferencia de la financiación de importaciones, el confirming pronto pago permite aplazar pagos a proveedores nacionales e internacionales

Como decíamos anteriormente, la línea o póliza de crédito es la mejor opción de financiación para empresas porque no es necesario contar con un documento comercial ni ceder un crédito también comercial y, además, no genera obligaciones de pago a corto plazo. Se trata de una de las múltiples formas de financiar de forma directa la tesorería sin cobros o pagos. Te dejamos con una lista de todas las opciones de financiación de tesorería que existen:





No dejes de visitar nuestras plantillas Excel para pymes

Análisis de balances avanzado
Calculadora de remesas comerciales
Contabilidad para pymes
Presupuesto de tesorería
Kit financiero para pymes
Calculadora de préstamos 

Simulador de leasing
Simulador de working capital
Control de caja


Declaración de bienes
Calculadora de necesidades de financiación 
Proyección de estados financieros
Modelo de costes abc
Control economía doméstica
Plan de viabilidad
Kit financiero full
Pool bancario simple
Valoración de empresas

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

General Como funciona Elegibilidad Documentación

Cálculo aproximado en función del producto y el tipo de proveedor financiero.

Método de admisión del proveedor financiero.

Calificación global

Solicitar

Calificación global

Solicitar

Calificación global

Solicitar

Calificación global

Solicitar