Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

27-02-2017

Qué es el WACC y cómo interpretarlo

El WACC es el Weighted Average Cost of Capital, por sus siglas en inglés, o coste medio ponderado del capital, y es utilizado como tasa de descuento para valorar empresas o proyectos de inversión mediante el método del descuento de flujos de caja esperados.

Por su sencillez de cálculo e interpretación es una forma de valoración que recomendamos para todo tipo de empresas, pequeñas, medianas o grandes.


Fórmula WACC y cómo calcularlo

El cálculo del WACC tiene en cuenta tanto el nivel de fondos propios de la empresa y su coste, como el nivel de endeudamiento y su coste financiero, así como la tasa impositiva que debe afrontar la empresa. Por tanto, tiene en cuenta todas las fuentes de recursos de la empresa, ya sean propias o ajenas.

WACC = Ke x (E/(E+D)) + Kd x (1-T) x (D/(E+D))

donde:

Ke: Coste de los fondos propios.

E: Fondos propios.

D: Endeudamiento.

Kd: Coste financiero.

T: Tasa impositiva.

Para su cálculo todas las variables son conocidas de antemano excepto el coste de los fondos propios (Ke) que será necesario obtenerlo a parte. Para su obtención se utiliza el método CAPM (Capital Asset Pricing Model) como norma general. Este método supone que existe una relación lineal entre el sector de pertenencia de la empresa y el mercado, siendo algunos sectores más volátiles que el mercado y otros menos volátiles, y por tanto, con un comportamiento mejor (o peor) en ciclos expansivos, y viceversa en ciclos recesivos. Así pues, la fórmula para obtener el coste del capital es la siguiente:

Ke = Rf + [ E[Rm] - Rf] x B

donde:

Rf: Rentabilidad del activo sin riesgo.

E[Rm]: Rentabilidad media del mercado.

B: Riesgo de mercado de un activo.

Para determinar la Rf se toman activos emitidos por Bancos Centrales o países de alta calificación crediticia al mayor plazo posible para evitar la distorsión que suponen las decisiones de política monetaria y aspectos coyunturales. En cuanto a la E[Rm] se hace una predicción de la rentabilidad estimada para el conjunto del mercado lo suficientemente amplia en plazo (10 años) para evitar posibles distorsiones de corto plazo. Por último, en cuanto a la Beta, es el comportamiento del sector de pertenencia de la empresa respecto al mercado en función de su comportamiento. Si, además, queremos determinar el efecto de la Beta en función de la estructura financiera de la empresa deberemos obtener la Beta apalancada según la siguiente fórmula:

Be = Bu x ((1+((D x (1-T))/E))

Dónde Bu es la Beta del sector de pertenencia de la empresa y Be es la Beta de la propia empresa en función de su estructura de capital propio y financiación externa.

Cómo interpretar el WACC

Veamos como interpretarlo con un ejemplo numérico:


Interpretar WACC

En este caso imaginamos que la empresa tiene un nivel de fondos propios de 1.44M y una deuda de 3.6M. Suponemos que asume un coste financiero del 2.55% y una tasa impositiva del 15% (desgraciadamente una tasa optimista). Suponemos que la empresa es un poco más arriesgada que la media de mercado al asignarle una Beta del 1.05, Beta que, según la estructura de capital de la empresa, nos lleva a una Beta apalancada del 3.28. Por otro lado, esperamos que, del mercado de empresas, en promedio, se espera una rentabilidad del 7%. Con estos datos el coste de capital es del 22.74% y el WACC del 8.05%. En el caso de necesitar una valoración de esta empresa habría que descontar los flujos de caja esperados a una tasa del 8.05%. 

El WACC será mayor cuanto mayor sea la tasa libre de riesgo, la rentabilidad esperada del mercado, la Beta, el nivel de endeudamiento y el coste financiero. En cambio, se reduce cuanto mayor sea la tasa impositiva y el nivel de fondos propios. La principal ventaja del WACC es que es de cálculo sencillo y fácil interpretación, aunque asume que la estructura de financiación de la empresa se mantiene constante en el tiempo. Te dejamos esta calculadora WACC para que juegues tú mismo con los números.

Si necesitas valorar una empresa, ya sea por venta, por compra, o por tener una valoración independiente de la empresa, consúltanos, uno de nuestros consultores analizará tu caso para determinar el método de valoración más conveniente.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!