Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

08-01-2020

Qué es el payback y cómo se calcula

El payback o plazo de recuperación, es un método estático de valoración de inversiones que indica el plazo temporal que tarda una inversión en recuperar el capital invertido. Se considera que es un método estático porque no tiene en cuenta el valor temporal de los flujos de caja derivados del proyecto.

El payback es, por tanto, una medida temporal que considera que una inversión es mejor que otra sólo por el hecho de recuperar antes lo invertido, algo que en la práctica es bastante simplista pero muy práctico, especialmente para descartar proyectos. Entre los principales inconvenientes del payback como criterio de evaluación de inversiones tenemos:

  • No tiene en cuenta los flujos de caja posteriores al periodo en que se recupera la inversión, algo poco realista, especialmente en inversiones con flujos de caja crecientes a largo plazo donde se concentra la rentabilidad en los últimos periodos.
  • No tiene en cuenta el valora temporal de los flujos de caja futuros, es decir, según este criterio, tiene el mismo valor un flujo generado en el primer periodo que en el último con el que se recupera la inversión, algo poco realista desde el punto de vista financiero. En este sentido el payback descontado resuelve este problema porque sí actualiza los flujos de caja según un tipo de interés establecido.

El payback es también utilizado para medir el ciclo de maduración de una empresa, es decir, el plazo que pasa desde que una empresa paga las materias primas a sus proveedores hasta que cobra los productos vendidos a sus clientes, pasando por la fabricación, stockage, distribución y venta. En definitiva el ciclo de maduración de una empresa no deja de ser una inversión con flujos de caja futuros.

Cómo se calcula el payback

En función de si los flujos de caja de una inversión son constantes o no lo son, el payback se calcula de forma diferente. En el primer caso, cuando los flujos son constantes, la fórmula es:


En cambio, cuando los flujos de caja no son constantes se utiliza la siguiente fórmula:

Donde a es el número de periodo anterior a la recuperación de la inversión, b es la suma de flujos de caja hasta el periodo a y Ft el valor del flujo de caja del periodo en que se recupera la inversión.

En resumen,  el payback, por su facilidad de cálculo, es empleado como un indicador más de valoración de inversiones, aunque es poco realista tomar una decisión de inversión sólo con este criterio porque deja en el aire muchos otros factores vitales para tomar decisiones. Dicho esto, puede servir como criterio único para descartar proyectos. Por ejemplo, ante varios proyectos puede tomarse la decisión de no invertir en aquellos donde el payback sea superior a 5 años, independientemente de su rentabilidad, necesidades de inversión u otros.




Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Si necesitas financiación para tu empresa o quieres más información, completa el formulario sin compromiso y nos pondremos en contacto para informarte de forma personalizada.

  • Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google

C. Aragón 336, Barcelona (08009)
T. +935 660 108
M. info@financlick.es