Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

30-11-2021

Qué es el Estado de Cambios en el Patrimonio Neto

El Estado de Cambios en el Patrimonio Neto es un estado financiero que surgió en la reforma del Plan General de Contabilidad del año 2007. Recoge las variaciones sufridas por el patrimonio neto en el ejercicio y permite analizar el detalle de su composición y evolución. Se trata, además, de un documento obligatorio incluso para una empresa de pequeño tamaño, y de una parte interesante desde el punto de vista del análisis de balances, porque permite conocer cómo evoluciona la solvencia de la empresa a lo largo de su historia.

Partes del Estado de Cambios en el Patrimonio Neto

El Estado de Cuentas de Patrimonio Neto consta de dos partes:

  • Estado de ingresos y gastos reconocidos: Aquí se tienen en cuenta los cambios en el patrimonio neto derivados del resultado de la cuenta de pérdidas y ganancias, así como los ingresos y gastos que según la normativa deban atribuirse al patrimonio neto. El estado de ingresos y gastos reconocidos sólo es obligatorio para grandes empresas.
  • Estado total de cambios en el patrimonio neto: En este apartado se resumen todos los movimientos realizados en el patrimonio neto, ya sea por entrada de nuevos socios como una ampliación de capital de los socios existentes, por ejemplo. Aquí también se reflejan los cambios en los criterios contables y las correcciones de errores que afecten al patrimonio neto.



Contactar

¿Qué dice la legislación sobre los cambios del ECPN?

La legislación a la que hace referencia el RD 1515/2007 de 16 de noviembre indica cuáles son las cuentas anuales que deben ser reflejadas en la contabilidad empresarial, indicando además los cambios del patrimonio neto que han de ser notificados en este documento. Es en la parte tercera de esta normativa en la que se detalla de manera clara todos los cambios que han de ser reflejados en nuestro ECPN. Estos son los cambios que han de ser tenidos en cuenta:

  • Debe hacerse referencia obviamente a la cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Los ingresos y los gastos que influyen en el patrimonio neto de la empresa, como puede ser el haber recibido una subvención o una donación de una tercera persona, ya que en este caso no se cuentan a los socios.
  • Uno de los cambios de carácter obligatorio es reflejar si se han percibido ingresos fiscales que deban ser distribuidos en múltiples ejercicios. También, aquellos ingresos o gastos imputados al patrimonio neto según el criterio específico del Plan General de Contabilidad.
  • Los cambios del patrimonio neto originados por operaciones en las que los socios o propietarios actúen como tales.
  • Cualquier tipo de ajuste debido a haber corregido un error contable, también los cambios de este tipo de criterios, siendo explicados de forma clara y detallada mediante una comparación en las memorias de años anteriores.

Por el carácter obligatorio de este documento, es preciso realizar siempre todos los apuntes. Ya no solo para comprobar la evolución de la compañía y tener la posibilidad de valorarla, sino para cumplir con la normativa fiscal.




Contactar

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!