Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

11-11-2018

¿Qué empresas están obligadas a auditar sus cuentas?

En muchas ocasiones las empresas se hacen esta pregunta, especialmente aquellas que se encuentran en procesos de crecimiento y expansión, pues tarde o temprano llega para ellas el día en que están obligadas a auditar, y eso supone un importante cambio en los circuitos administrativos y contables. Los criterios que determinan cuando una empresa está obligada a auditar están regulados en la Ley de Sociedades de Capital, en concreto en el artículo 257 del Real Decreto Legislativo 1/2010 de 2 de julio.

Los límites que debe superar la compañía para estar obligada auditar son que cumpla durante dos ejercicios continuados dos de los tres requisitos que se indican a continuación, al cierre del ejercicio:

  • Cuando el importe neto de la cifra de negocio supere los 5.7000.000 euros.
  • Cuando el total de sus activos supere los 2.850.000 euros.
  • Cuando el número medio de trabajadores durante el ejercicio supere los 50.

Es muy importante tener en cuenta que la empresa debe cumplir con dos de los tres requisitos durante dos años seguidos, cosa que no sucede en muchos casos y evita a la empresa pasar por este control anual de sus estados contables.

Además de estos criterios, bastante conocidos por las empresas, existen otros criterios, no tan frecuentes ni conocidos, que obligan a las empresas a auditar. Se trata de criterios recogidos en el Reglamento de Auditoria (Real Decreto 151/2011):

  • Que durante el ejercicio la compañía reciba, con cargo a los presupuestos de los fondos de la Unión Europea o las Administraciones Públicas, subvenciones o ayudas por un importe acumulado de 600.000 euros.
  • Que durante el ejercicio la compañía realice contratos con Administraciones Públicas que sobrepasen los 600.000 euros y estos supongan más del 50% de la cifra de negocio de la empresa.
  • Las fundaciones que, al cierre del ejercicio, superen dos de los siguientes requisitos:
    • Importe neto de la cifra de negocio superior a los 2.400.000 euros.
    • Activos totales superiores a los 2.400.000 euros
    • Número medio de trabajadores durante el ejercicio superior a 50.
  • Determinadas cooperativas de viviendas.
  • Las cooperativas de crédito.
  • Compañías emisoras de valores admitidos a negociación en sistemas multilaterales de negociación o mercados regulados.
  • Empresas emisoras de obligaciones de oferta pública.
  • Empresas cuya actividad sea la intermediación financiera.
  • Empresas cuyo objeto social sea cualquier actividad sujeta al texto refundido de la Ley de Ordenación y Supervisión de seguros privados.
  • Aquellas empresas que incluyan en sus estatutos la obligación de auditar o por mandato judicial o petición del Registro Mercantil.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas