Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

13-03-2022

Principios contables, cuáles son y para qué sirven

Los principios contables son las normas básicas que rigen la contabilidad de la empresa para que ésta represente la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa, así que son de obligado cumplimiento y están debidamente recogidos en el Plan General de Contabilidad (PGC).

Para llevar una correcta contabilidad, por tanto, es necesario cumplir con todos los principios, pero en la práctica es posible encontrarse con casos de conflicto entre ellos. En esos casos, el PGC indica que prevalece aplicar el principio que mejor conduzca a que las cuentas anuales expresen la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados. En total son seis los principios contables.

  • Empresa en funcionamiento: este principio supone pensar que la gestión de la empresa continuará en el futuro, de forma que la aplicación de los principios y criterios contables no está encaminada a determinar el valor del patrimonio neto a efectos de la venta total o parcial de la empresa o de su liquidación. Si este principio no es de aplicación la empresa debe utilizar el método de valoración que mejor refleje las operaciones para liquidar los activos de la compañía, liquidar sus deudas y repartir, en sus caso, el patrimonio neto restante entre sus accionistas. Este método de valoración aplicado en caso de que la empresa no se considere una empresa en funcionamiento, debe tener un enfoque más de mercado que contable, así que puede diferir mucho de éste último.
  • Devengo: las transacciones y/o hechos económicos deben registrarse cuando ocurran e imputarse en ese ejercicio a efectos de cuentas anuales, con independencia de su liquidación o cobro. Es por este principio que, para tener un correcto seguimiento de la situación financiera de la empresa, es necesario completar los estados financieros con un plan de tesorería cuyos movimientos se realizan en base a la fecha de cobro y pago.



Contactar

  • Uniformidad: este principio indica que, una vez adoptado un criterio contable, éste no debe cambiar si no cambian las causas que motivaron su elección. De hacerlo, es posible cambiarlo, pero se especificará en la memoria haciendo especial mención a la incidencia cuantitativa y cualitativa de la variación sobre las cuentas anuales.
  • Prudencia: es uno de los principios que más controversia genera. Implica que la empresa deber ser prudente a la hora de hacer estimaciones y valoraciones en condiciones de incertidumbre, si bien, la prudencia no justifica que la valoración de los elementos patrimoniales no se ajuste a la imagen fiel que deben presentar las cuentas anuales. Adicionalmente, según el principio de prudencia, sólo se contabilizarán los beneficios obtenidos hasta la fecha de cierre de ejercicio, pero, por el contrario, se tendrán en cuenta todos los riesgos con origen en el ejercicio o en los ejercicios anteriores, incluso si éstos se conocen con fecha posterior al cierre, pero antes de formularse las cuentas anuales. En esos casos se reflejará en la memoria y en los estados financieros si han generado un pasivo o un gasto. Si los riesgos afectaran de forma muy significativa a la imagen fiel de la empresa, deberían reformularse las cuentas anuales.
  • No compensación: este principio impide que se compensen partidas de activo y pasivo o de ingreso y gasto, de forma que es necesario valorar separadamente los elementos integrantes de las cuentas anuales.
  • Importancia relativa: este principio aporta algo de flexibilidad a la contabilidad de la empresa. Según él, se admite la no aplicación estricta de los principios y criterios contables cuando la importancia relativa que tal hecho produzca sea escasamente significativa y, por tanto, no afecte a la expresión de la imagen fiel. Las partidas o importes con una importancia relativa poco significativa podrán agruparse con otros de similar naturaleza.



Contactar

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!