Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Productos

Préstamos públicos para empresas

Presentación

Se trata de préstamos u otras formas de crédito para empresas cuya liquidez proviene de Organismos Públicos y, como norma general, en mejores condiciones económicas que el resto de formas de financiación. Los Organismos públicos pueden ser Autonómicos, Estatales o Europeos y suelen canalizarse a través del sector bancario, aunque no siempre es así. Algunos de los Organismos públicos que ofrecen líneas de financiación para empresas son: ICO, BEI, FEI, CDTI y ENISA, entre muchos otros. Por otro lado, las SGR (Sociedades de Garantía Recíproca), sin conceder financiación para empresas de forma directa, permiten ampliar su capacidad de financiación con mecanismos de garantía, pero el universo de financiación pública es mucho más amplio y complejo que todo esto porque cada año se revisan y aparecen nuevos mecanismos de financiación o subvención.

Ver Mis Opciones

Características

¿Cómo funciona?

Este tipo de financiación, dependiendo del Organismo Público, se canaliza a través del sector bancario, o bien, de forma directa con el Organismo, aunque este segundo canal es menos habitual, es también posible encontrarlo. El objetivo de esta financiación es dar apoyo a determinados sectores o a determinadas inversiones, como podría ser el I+D+i o la expansión internacional entre muchos otros. Al sector bancario le interesa mucho canalizar este tipo de financiación pública porque resuelve sus problemas de liquidez, se trata de fondos que corren a cargo del Organismo público si bien, suelen compartir los riesgos con la banca. La financiación pública, como norma general, tiene criterios de concesión algo más flexibles que otros canales precisamente por este repartimiento del riesgo con la banca, por lo que son accesibles para más empresas y cobran especial importancia cuando el ciclo económico es recesivo.

¿Qué costes tiene?

Los costes asociados a la financiación pública son inferiores al resto de tipos de financiación, si bien, los conceptos son los mismos: una comisión de apertura por el total de financiación obtenida pagadera al inicio de la operación, un tipo de interés sobre el capital pendiente que se liquida periódicamente y, adicionalmente, comisiones por cancelación anticipada si se trata de préstamos.

¿Quién puede solicitarla?

Los criterios de concesión son más flexibles, por lo que, en la práctica, incluso negocios de nueva constitución pueden optar por este tipo de financiación pública, si bien, la financiación pública canalizada a través de la banca es más exigente con los criterios de riesgo de crédito. Por otro lado, requieren mucha más burocracia y documentación que otras formas de financiación, pues al ser fondos públicos destinados a un tipo de empresa o a un destino de inversión concreto, hay que justificar documentalmente más variables.

Ventajas e Inconvenientes

  • Ventajas
  • Condiciones económicas favorables.
  • Plazos de amortización más largos.
  • Múltiples programas de financiación disponibles.
  • Disponibles para múltiples tipos de inversión.
  • Inconvenientes
  • La formalización y concesión a través del canal bancario.
  • Más burocracia y documentación de estudio a preparar.
  • Disponibilidad de fondos en ocasiones limitada.
  • Comisiones por cancelación anticipada.

Puntos clave

  • Rango de Importe:
    desde 50.000 euros hasta 5 millones.

  • Plazo de la financiación:
    1 a 20 años

  • Tipo de interés desde:
    2%-6%