Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

13-12-2018

Nuevas medidas aprobadas por la UE para reducir el riesgo bancario

El pasado 4 de diciembre, se establecieron en Bruselas las nuevas medidas aprobadas por la UE para reducir el riesgo bancario.

La aprobación ha tenido lugar tras la aceptación, en el mes de mayo, de parte de las medidas de reducción de riesgos y tras el acuerdo entre el Consejo y la Eurocámara, del pasado mes de noviembre. El paquete de medidas ya está preparado para implementarse en su totalidad, a falta de definir algunos detalles técnicos.

El acuerdo supone un gran paso del Consejo destinado al fortalecimiento de la unión bancaria con un paquete legislativo integral. Su presidente, Hartwig Löger, ministro de finanzas de Austria, aseguraba que "hoy hemos dado un paso muy importante para completar la Unión Bancaria. Estamos aplicando medidas para que los bancos europeos sean más fuertes, más estables y más resistentes. Las medidas crearán las condiciones para tomar decisiones ambiciosas sobre la reforma de la zona euro".

Por su parte, la ministra española de Economía, Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de la UE, destacaba la importancia del cierre de este paquete de medidas porque "abrirá la puerta a avanzar en el resto de asuntos de la profundización de la Unión Económica y Monetaria".

Objetivo del paquete de medidas

El objetivo de las propuestas de reducción de riesgo bancario es implementar las reformas que se acordaron a nivel internacional tras la crisis financiera de los años 2007 y 2008. Se busca el fortalecimiento de la banca para poder negociar los instrumentos de defensa de cara a futuras crisis. En concreto, el objetivo es mejorar el sector bancario introduciendo estándares internacionales en materia de colchones de capital para grandes entidades.

Entre otras medidas, se prevé implementar el cortafuegos del Fondo Único de Resolución europeo. Este se nutre de aportaciones de entidades de crédito e inversión y sirve para perfeccionar la respuesta de la Eurozona ante posibles quiebras bancarias.

Medidas aprobadas para reducir el riesgo bancario

Las medidas que han sido aprobadas se pueden clasificar en los siguientes tres grupos según se refieren a los objetivos del Consejo de la UE, a la capacidad de la banca o a la de las autoridades de supervisión y resolución transfronteriza:

Medidas que cumplen con los objetivos establecidos en junio de 2016 por el Consejo de la UE

  1. Desarrollar el marco para la resolución bancaria. Pretende mejorar el nivel y calidad en la subordinación de responsabilidades (MREL) con el fin de asegurar un "rescate" ordenado y efectivo, basado en un colchón de solvencia ante posibles pérdidas de las entidades. Este colchón supondrá a la entidad destinar un 8% de la totalidad de sus fondos propios y pasivos elegibles. Con esta medida, se procura evitar recurrir a los fondos públicos a la hora de realizar un rescate a la banca.
  2. Herramienta de moratoria que ayude a estabilizar la situación de la entidad. Remite a la posibilidad de que las autoridades competentes de la resolución puedan suspender las obligaciones contractuales de una entidad bancaria, así como los pagos, cuando el banco esté en resolución.
  3. Refuerzo de los requisitos de capital bancario y reducción de los incentivos para la toma excesiva de riesgos. Supone la implementación de:
    • Un ratio de apalancamiento vinculante del 3% del capital de máxima calidad de la entidad. Con esta medida, se busca evitar que los bancos se excedan a la hora de prestar dinero si no tienen capital suficiente.
    • Un índice de financiación estable neta obligatoria del 100%, que obligará a los bancos a contar con financiación suficiente para cubrir sus necesidades durante todo el año.
    • Reglas sensibles al riesgo para la negociación de valores y derivados.

Medidas para mejorar la capacidad de crédito de los bancos y su papel en los mercados de capital

  1. Reducir la carga administrativa para bancos de menor dimensión y complejidad.
  2. Aumentar la capacidad bancaria en cuanto a préstamos a las PYMEs, así como para financiar proyectos de infraestructura.
  3. Reducir los costes de emisión y tenencia de ciertos instrumentos, como los de titularidad de alta calidad o bonos garantizados.

Medidas para la cooperación e intercambio de información entre las autoridades encargadas de la supervisión y resolución de grupos bancarios transfronterizos

  1. Las medidas acordadas preservan el equilibrio logrado por la posición del Consejo entre las facultades de los supervisores del país de origen y del país local para facilitar los flujos transfronterizos de capital y liquidez, garantizando al mismo tiempo un nivel adecuado de protección de los ahorradores, los acreedores y la estabilidad financiera en todos los Estados miembros.
  2. El acuerdo también introduce enmiendas para mejorar la cooperación entre las autoridades competentes en asuntos relacionados con la supervisión de actividades contra el blanqueamiento de capitales.

Riesgo compartido y unión bancaria

La aprobación de estas medidas facilita los pasos que se han de seguir para evolucionar en la distribución de riesgo dentro de la unión bancaria de la UE. En este sentido, en la próxima cumbre europea se revisarán los progresos alcanzados en la reducción de riesgo bancario con estas medidas aprobadas, así como los siguientes pasos a seguir.

Según acordó el Consejo en junio de 2016, se podría establecer un respaldo común al fondo de resolución único de la UE para bancos en quiebra, antes de 2024, la fecha de inicio acordada.

Próximos pasos

Las cuestiones pendientes deberán ser abordadas tanto a nivel técnico como político, con el objetivo de finalizar las negociaciones sobre el paquete bancario, para finales de año.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!