Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

15-09-2019

Los plazos de cobro y pago: financiación para empresas sin coste

Actualizado el 15-09-2019

El circuito de cobros y pagos de la empresa es una potente herramienta de financiación para empresas, con la diferencia de que no es necesario acudir a financiación externa, sino que es posible obtenerla derivada de la relación comercial con clientes y proveedores o, un sentido más amplio, deudores y acreedores. Por sus características es una herramienta disponible para todas las empresas e imprescindible, en cualquier caso, aunque especialmente cuando tiene cerrado el canal financiero por alguna razón.

Estamos hablando de algo tan sencillo como pagar lo más tarde posible y cobrar cuanto antes mejor, ese gap que se produce entre las cantidades a cobrar y pagar a lo largo del año, tiene un impacto directo en la situación de liquidez, las necesidades de financiación a corto plazo y el coste financiero.

Cómo afectan al balance los plazos de cobro y pago

Los beneficios de ampliar al máximo el gap entre cobros y pagos quedan reflejados en el balance y es posible cuantificarlos con algunos indicadores de liquidez.

Por un lado, reducir los plazos de cobro reduce la partida de deudores comerciales e incrementa la partida de tesorería, este movimiento reduce las Necesidades Operativas de Fondos (NOF), es decir, las necesidades de acudir a la financiación externa y, en consecuencia, reduce la partida gastos financieros y por tanto permite incrementar el beneficio final, es una cadena de cambios que mejora sustancialmente la situación de la empresa. Este movimiento no afecta al Fondo de Maniobra porque se reduce la partida de Deudores Comerciales en la misma proporción en la que aumenta la Tesorería, manteniéndose el Activo Corriente en la misma cifra, pero si impacta de forma positiva en algunos ratios de liquidez, como el Ratio de Liquidez Inmediata.

Por otro lado, ampliar los plazos de pago con proveedores o acreedores en general, incrementa la partida de Acreedores Comerciales e incrementar en la misma cifra la partida de Tesorería. Este movimiento afecta igualmente reduciendo las Necesidades Operativas de Fondos (NOF), permitiendo liberar capacidad financiera a la empresa y con las mismas consecuencias que la reducción de plazos de cobro y, de la misma forma, no afecta al Fondo de Maniobra porque se incrementa Activos y Pasivos Corrientes en la misma proporción. Además, ampliar los plazos de pago también afecta de forma positiva a algunos ratios de liquidez como el Ratio de Liquidez Inmediata.

Puedes comprobar cómo afecta el gap de cobros y pagos y el resto de indicadores financieros con la herramientas de Análisis de Balances de PlantillasPyme, un archivo muy completo para el control financiero de la empresa donde podrás jugar con estas y otras magnitudes.

Cómo funcionan los plazos de cobro y pago

Un ejemplo numérico es muy clarificador. Supongamos que una empresa que factura 2 millones de euros tiene 60 días como plazo medio de cobro de sus clientes, y suponemos también que tiene el mismo plazo medio de pago de 60 días para un total de 750 mil euros de compras. Suponemos que:

  1. La empresa aplazo sus pagos en 15 días: En total ha estirado su plazo de cobro en un 4,11%, esto son 15 días sobre 365 días del año, esto multiplicado por su   volumen de compras de 750 mil euros, nos da un total de 30.822 euros que la empresa obtiene de financiación extra.
  2. La misma empresa reduce su plazo de cobro en 15 días:Esto supone un 4,11% de aplazamiento en términos de días anuales que, multiplicado por un volumen de ventas de 2 millones de euros nos da un total de 82.192 euros extras de financiación sin coste.

    Si suponemos que esta empresa ha podido implementar estas dos medidas de forma simultánea, ha conseguido un total de 113.014 euros de financiación de su propio circuito de cobros y pagos sin acudir a la financiación externa que, a un tipo, supongamos, del 3,5%, le habría supuesto un coste financiero de 3.955 euros. Estas cifras son, lógicamente, mayores cuánto mayor es la empresa, de ahí que las grandes corporaciones aprovechen su poder negociación para ampliar al máximo su plazo de pago, muchas veces por encima de lo que la ley marca como límite, estamos hablando de millones de euros de ahorro en costes financieros.

    A qué empresas afectan más los plazos de cobro y pago

Este efecto hay que tenerlo siempre en cuenta, la negociación de plazos de pago y cobro debe ser una gestión constante a lo largo del tiempo, pero tiene mucho más efecto en dos tipos de empresa en particular: 

1. Empresas cuyo producto/servicio es un proyecto de larga duración: Tienen sus cobros distribuidos a lo largo del proyecto, al inicio de este un %, en cierto momento del progreso del proyecto otro % y, por último, un % final a la entrega del producto/servicio. Para estas empresas lo ideal es maximizar el % del primer cobro, eso reduce su plazo medio de cobro de forma sustancial. Además, cobra mucha importancia la eficiencia de su proceso productivo, cuánto menos tiempo utilice la empresa para finalizar sus proyectos, menor será su plazo de cobro. Además, se trata de empresas cuya estructura de gastos tiene una proporción importante de gastos de personal, que no se pueden aplazar.

2. Empresas comerciales: No tiene proceso productivo, simplemente compra un producto para revenderlo más caro, eso hace que su estructura de pagos se apoye mucho en las compras y poco en gastos de personal, el efecto de un pequeño aplazamiento en sus pagos es importante porque su volumen de compras es mayor respecto a otro tipo de empresa.

Cómo funcionan los plazos de cobro y pago

Si no es posible ampliar los plazos de pagos o reducir los plazos de pago con proveedores o acreedores de otro tipo, es necesario acudir a la financiación externa de circulante y buscar alguna de estas soluciones

  • Descuento de comercial de pagarés, recibos u otros soportes para anticipar cobros recibidos con instrumentos de giro.
  • Anticipo de facturas, que permite anticipar facturas cobradas por transferencia u otros instrumentos de giro, ya sea concesión del crédito o no a la entidad, y con recurso o no contra la empresa. En este sentido las posibilidades son amplias.
  • Anticipos de exportación: anticipar las ventas internacionales tiene productos específicos de financiación como el anticipo de facturas internacional, el factoring internacional o el anticipo de recibos y otros instrumentos de giro.
  • Póliza de crédito: es, sin duda el mejor producto de financiación para el circulante de la empresa, la póliza de crédito cubre todas las necesidades de corto plazo, ya sean de cobros, pagos o tesorería espontánea.
  • Cobros por confirming: cobrar por confirming de los clientes y poder anticipar esos cobros, es una de las mejores formas de financiarse porque, aunque supone coste financiero, son anticipos sin recurso, es decir, una vez cobrados no pueden ser devueltos y, además no suponen consumo de endeudamiento.
  • Confirming pronto pago: se trata de una línea que permite aplazar pago a proveedores nacionales.
  • Financiación de importaciones: permite aplazar el pago de compras a proveedores de exterior. Existe la modalidad de confirming pronto pago internacional, que cubre exactamente la misma necesidad.
  • Préstamos de liquidez o tesorería: son préstamos a menos de 12 meses que permiten cubrir cualquier necesidad de circulante, entre las que se encontrarían los plazos de cobro y pago

Por último hay que resaltar que no siempre es fácil incidir en el gap ente cobros y pagos, la capacidad de la empresa para hacerlo va a depender, en buena medida, de su tamaño respecto a sus clientes y proveedores y también de su solvencia, eso hará inclinar la balanza del poder de negociación a un lado u otro pero, en cualquier caso, vale la pena gestionar esta variable con cierta periodicidad por su impacto en la cuenta de resultados.

Por último, te dejamos con la calculadora financiera de circulante de PlantillasPyme, una calculadora en Excel con la que obtener los indicadores financieros detallados y el flujo de caja de hasta 8 productos financieros de circulante.

 

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!