Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

20-10-2018

Los grandes retos de la banca española

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha pronunciado una conferencia sobre Los retos del sector bancario español en el marco de la jornada sobre 'Banca, Rentabilidad y Normalización Monetaria' celebrada en la Universidad de Deusto. En esta conferencia Hernández de Cos reconoce los marcados efectos que la crisis ha tenido en las entidades bancarias españolas, aunque durante los últimos años se observa una importante mejora, tanto en términos de rentabilidad como de solvencia y calidad de los activos bajo gestión. Si tenemos en cuenta parámetros como la Rentabilidad de los recursos propios (ROE), tras los mínimos del año 2012, hemos recuperado valores positivos en torno al 10%, que era donde se situaban en los años 2009-2010 antes de la gran bajada de la crisis, momento en el que estuvieron cerca del -30%. Otros indicadores como el Ratio de dudosos sobre crédito o el Ratio de Capital regulatorio total confirman esta tendencia y certifican la mejora significativa de la situación financiera del sector bancario en nuestro país.

Ahora bien, a pesar de estos avances innegables lo cierto es que el sector bancario se sigue enfrentando a importantes retos, siendo los 4 más importantes:

  1. Reducción de los activos, deteriorados tras la crisis.
  2. Búsqueda de la recuperación de la rentabilidad.
  3. Adaptación al nuevo marco regulatorio.
  4. Nuevo entorno competitivo, marcado por la penetración de las nuevas tecnologías.

Reducción de los activos deteriorados por la crisis

Tras la crisis, el volumen de activos dudosos ha descendido de forma progresiva. Este descenso en términos de volumen se está realizando de forma similar al periodo de recuperación precedente. Sin embargo, en términos de la ratio sobre el saldo de crédito el descenso está siendo más lento que en episodios anteriores de recuperación. Este ajuste más lento de lo esperado de la ratio de dudosos tiene su origen en la contracción del crédito en el periodo actual, cosa que no sucedió en pasadas recuperaciones. Esto ha hecho que, a pesar de la mejora palpable, la ratio de dudosos aún se sitúe en valores históricamente elevados, y una predicción de la evolución de esta ratio en los próximos años prevé que aún a finales de 2020 siga siendo elevada con respecto a los valores de los años anteriores a la crisis. Estos niveles elevados de morosidad impactan negativamente, entre otras cosas, sobre la oferta del crédito.

Búsqueda de la recuperación de la Rentabilidad

La rentabilidad de las entidades españolas no solo ha recuperado valores positivos sino que además ha logrado situarse algo por encima del promedio de la UE, aunque aún se sitúa por debajo de los valores que tenía antes de la crisis y sigue estando por debajo de la que consiguen otros sistemas bancarios de economías desarrolladas. De hecho una comparativa del ROE internacional de países desarrollados muestra que las entidades bancarias españolas están por debajo de la media.

Una explicación para esta rentabilidad que ha mejorado pero que aún puede considerarse baja es un elevado nivel de activos dudosos que afectan a la cuenta de resultados de las entidades bancarias a través de las pérdidas por deterioro entre otras vías. 

Otra de las causas para esta rentabilidad baja según el Gobernador del Banco de España es la caída de los ingresos como consecuencia de la reducción del tamaño de los balances bancarios. Los gastos de explotación han disminuído también, pero en menor medida que los ingresos, produciéndose por tanto una notable disminución de los resultados.

Un tercer factor serían los bajos tipos de interés, que han comprimido los márgenes de intereses de las entidades bancarias, aunque según Hernández de la Cos se trata de un factor con menos impacto en la rentabilidad que los dos anteriores. Opina por tanto el gobernador que si bien los bajos tipos de interés han influído en la baja rentabilidad del negocio bancario los otros dos factores mencionados anteriormente tienen más peso a la hora de explicar la caída de la rentabilidad de la banca.

Adaptación al nuevo marco regulatorio

Tras la crisis ha surgido un nuevo marco regulatorio caracterizado por mayores exigencias de capital y liquidez. Las entidades españolas se han adaptado a este marco regulatorio nuevo y de hecho han conseguido situarse en torno a la media de la UE en cuanto a liquidez y apalancamiento, aunque aún están por debajo del resto de países europeos en términos de capital CET1. Aunque ya se han llevado a cabo muchos de los cambios regulatorios cabe destacar que aún es un proceso pendiente de completar.

Nuevo entorno competitivo, marcado por la penetración de las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías han hecho que el sector bancario se haya vuelto más competitivo. Sin embargo, algunos datos como la penetración aún baja de la banca digital en nuestro país, indican que se trata de un campo aún por desarrollar y que presenta muchas oportunidades para las entidades bancarias de nuestro país.

Otro de los aspectos a considerar en cuanto a este nuevo entorno competitivo se trata del aumento del peso de la financiación empresarial que es captada en los mercados financieros. Desde la crisis se ha convertido en una tendencia al alza que parece que continuará en los próximos años y se trata sin duda de algo que puede afectar al sector bancario, ya que disminuye tanto su volumen de negocio como sus ingresos.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, pese a las mejoras y avances se presentan aún grandes retos para el sector bancario español. Para cada uno de los cuatro retos expuestos se presenta una oportunidad de superación:

  1. Acelerar la venta de activos improductivos
  2. Necesidad de reforzamiento del capital
  3. Afrontar el reto de la rentabilidad sin una indebida relajación de los estándares de concesión de crédito.
  4. Avanzar en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías, una oportunidad con mucho nivel de mejora potencial
Superando estos retos el sector bancario adquirirá la fortaleza necesaria para convertirse en un generador de crecimiento económico y empleo.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas