Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

16-03-2016

Las medidas de Draghi ¿Animarán a la financiación de empresas?

La semana pasada, Mario Draghi, presiedente del BCE, no decepcionó a nadie y dió a conocer la bateria de medidas que va a adpotar la institución en materia de estímulo monetario para reactivar la economía, bien, para inyectar liquidez a los bancos y, si estos funcionan, entonces reactivar la economía, que es algo distinto. Estas son las medidas que tomó el banquero italiano:

1# Tipo de interés del BCE al 0%

Después de 18 meses sin cambios y en el 0.05%, el BCE sigue el camino de otros bancos centrales y sitúa el tipo rector en el 0%. Esta medida de dinero gratuito debería hundir, más todavía, al Euribor, índice de referencia de casi toda la deuda empresarial y privada en España. Ojo que el sector bancario no empiece a adoptar los tipos de interés fijos o incluso otro tipo de referencia para la financiación que otorga a sus clientes, ya que los tipos bajos reducen los márgenes bancarios.

2# Aumentar las compras mensuales de activos de 60 mil a 80 mil millones

Esta es otra forma de inyectar dinero en el sector bancario. Las compras de activos ofrecen un estímulo monetario a la economía y relajan aún más las condiciones monetarias y financieras, abaratando el acceso de empresas y hogares al crédito, lo que representa un respaldo para la inversión y el consumo, y contribuye, en última instancia, a que los niveles de inflación suban.

3# Rebaja de la facilidad de depósito al -0.40%

El tipo de interés al que los bancos pueden depositar sus excedentes en el BCE vuelve a bajar, del -0.3% al -0.40%, con esta medida Mario Drgahi pretende que los bancos muevan su dinero hacia la economía real, penalizando el tenerlo aparcado buscando la seguridad de la institución monetaria.

4# Nueva ronda de liquidez a 4 años.

Se abre una nueva ronda de financiación para los bancos a 4 años que servirá para compensar a los bancos por los escasísimos márgenes que van a contar en los próximos años, pero lo mejor es que esta financiación podría llegar a un tipo negativo del -0.40% si el banco que lo recibe está concediendo crédito a aquellos sectores de la economía que el BCE cree claves para el crecimiento. Así pues, el BCE pagará por prestar. A ver cómo cuentan los bancos a un cliente con tipo negativo en su hipoteca que ellos si cobran por recibir prestado pero ellos no pagan por prestar, al tiempo.

5# Compras de deuda corporativa

Y para culminar con todas estas medidas, el BCE abre el abanico de compra de activos. A la deuda gubernamental, de regiones y ciudades se añade ahora la compra de deuda corporativa. El BCE pasará a adquirir bonos emitidos por empresas no financieras que estén denominados en euros y que tengan grado de inversión. Esta medida se añade a todas las demás para seguir inyectando dinero a los bancos a mansalva.

¿Y tendrán efecto en forma de financiación empresarial estas medidas? Tenemos nuestras reservas. Por un lado, algunos de los estímulos rebajan los tipos de interés al terreno negativo, lo que perjudica los márgenes de la banca, esto es bueno para la financiación empresarial ya que es uno de los segmentos que la banca utiliza para ganar dinero rápido: ni hipotecas, ni tarjetas, ni cuentas nómina, la banca gana dinero rápido con las empresas. Por otro lado, los tipos cero animan a las empresas a endeudarse y a invertir en proyectos de largo plazo. También se está incentivando a los bancos a prestar subvencionando la financiación que otorga a éstos el BCE y, penalizándolos por el dinero que tienen aparcado, situando la facilidad de depósito en terreno negativo.

Pero ninguna de las medidas del BCE mejora la calidad de las empresas, la banca ya está suficientemente inundada de liquidez desde hace ya varios trimestres y con una necesidad imperiosa de prestar, pero sigue utilizando el mismo nivel mínimo de riesgo en el que sólo se encuentra el 35%-40% del parque empresarial, y sigue utilizando la misma forma de analizar el riesgo, mirando al pasado financiero de la empresa, por tanto no es un problema de falta de liquidez, es un problema de cómo abordar la financiación, la banca necesita nuevas formas de analizar el riesgo, eso no significa asumir más riesgos de forma deliberada, sino ser capaz de analizar mejor y con más detalle el riesgo que asume realmente y, por tanto, poder financiar a más empresas sin asumir más riesgos. Pero es que la banca debería dar un paso más y entrar en materia de consultoría para hacer crecer a las empresas que financia o apoyar a las que empiezan a presentar problemas, aunque sólo sea por salvar su financiación. La banca cuenta con un know-how de alto valor para poder dar un paso más con las empresas y asesorarlas, pero no en materia de financiación sino en materia estratégica, convertirse en algo más que un proveedor financiero. Esta sería una relación win-win.

Por otro lado, se acerca una nueva reconversión del sector bancario en España que nos llevará a mantener tan sólo media docena de entidades, serán bancos con más liquidez pero con menos capacidad organizativa y estructural y con un desarrollo tecnológico flojo, salvo que cambien mucho las cosas en los próximos trimestres.

Las primeras medidas de estímulo del BCE empezaron a tomarse en 2013 y, desde entonces, el crédito a empresas siguió cayendo, salvo en 2015, que creció de forma tímida. Los datos del Banco de España sobre la evolución del crédito a empresas ya nos dirán si estamos en lo cierto, esperamos equivocarnos.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas