Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

21-09-2016

Las grandes empresas reducen la financiación bancaria un 32%

En 2015, y por primera vez desde que estalló la crisis en 2008, la nueva financiación bancaria para empresas creció respecto al año anterior, y nada menos que un 10% hasta los 392 mil millones de euros. En 2016 esta tendencia parece que vuelve a invertirse. Según datos publicados por el Banco de España, al cierre de Julio, la banca ha concedido un total de 192 mil millones, un 18% menos que en 2015, aunque con un comportamiento muy distinto según el tamaño del crédito. Mientras el crédito a las pequeñas y medianas empresas, el de menos de 1 millón, crece un 3.2% hasta los 99 mil millones, la financiación nueva a grandes empresas se desploma un 32% hasta los 95 mil millones. No, no es que el sector bancario tenga poco apetito por prestar, más bien al contrario, en un entorno de tipos muy bajos y abundante liquidez, una elevada actividad crediticia, y más en el ámbito de empresas, es fundamental para mantener la cuenta de resultados de un banco, no es eso, es que las empresas de mayor tamaño están diversificando sus fuentes de financiación para no caer en errores del pasado, práctica que las empresas de menor tamaño no están implementando con tanta velocidad.

En cuanto a la condiciones de la nueva financiación no hay novedades, los tipos de interés siguen en caída libre y cierren Julio con una reducción media del 11%, también con distinto comportamiento según el tamaño de la financiación. El precio de los créditos más pequeños cae un 13.4% hasta un tipo del 2.82%, el crédito mediano un 8.2% hasta el 1.88% y el crédito a la gran empresa un 11.7% hasta el 1.73%, si bien, la caída del coste financiero real podría ser menor en empresas de menor tamaño por el coste de la venta cruzada y las comisiones que el Banco de España no publica, y que en ocasiones suponen más que doblar el coste financiero real.

En cuanto a la cartera de préstamos vivos al cierre de Julio sigue cayendo. Si en 2015, un crecimiento del 10% en nuevos préstamos no fue suficiente para mantener la cartera de créditos vivos, que cayó un 4.9% hasta los 520 mil millones, 2016, con menos actividad crediticia, menos todavía. Los préstamos vivos caen un 2.5% hasta los 507 mil millones, si bien, y aunque el Banco de España no publica datos acerca del tamaño de estos créditos en cartera, es probable que la mayor parte de caída se concentre en las grandes empresas que, como decíamos, están desviando parte de su financiación a fuentes no bancarias.

Es cierto, las grandes empresas tienen más instrumentos a su alcance para diversificar sus fuentes de financiación, pueden emitir deuda corporativa o salir a bolsa, por ejemplo, pero las pequeñas y medianas empresas tienen cada vez más canales de financiación no bancarios como el crowdlending o el direct lending, pensados para las empresas de menor tamaño, con un proceso ágil y transparente y en condiciones competitivas con los que seguir la tendencia a la diversificación que marcan los grandes. Si eres una de estas empresas, con una elevada dependencia de la financiación bancaria, escríbenos a info@financlick y cuéntanos tu caso, te ayudaremos a construir una estructura de financiación equilibrada para no cometer los errores del pasado.









Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas