Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

22-04-2021

Las ayudas a autónomos y profesionales, en posición de salida

El año 2020 quedará como una pesadilla para miles de autónomos y emprendedores. La crisis sanitaria ha provocado una debacle económica que ha hecho que muchos hayan tenido que cerrar sus negocios, reconvertirlos o cambiar de actividad. Y, aunque llega tarde, el plan de ayuda a estos profesionales está a punto de ver la luz y podrá ser solicitado a partir del próximo 1 de mayo.

Estas ayudas quedan recogidas en el Real Decreto Ley 6/2021 de 20 de abril y en él, se determina que todas las empresas que hayan sufrido pérdidas de más del 30% en el año 2020, si se comparan con respecto a 2019, podrán acceder a las ayudas. Estas serán equivalentes al 40% de la caída de ingresos por encima del citado 30% para autónomos o pymes. Estas ayudas cuentan con un fondo de 7.000 millones de euros, de los cuales 5.000 millones se destinan a los territorios peninsulares, además de Ceuta y Melilla, y los 2.000 restantes a ambos archipiélagos.

Los límites de las ayudas a profesionales

Según se recoge en el documento, las ayudas cuentan con unos límites que no podrán superarse, y que son lo siguientes:

  • Ayudas de 3.000 euros para profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
  • Empresarios y profesionales cuyo volumen de operaciones anual haya caído más del 30% en el año 2020 respecto al año anterior.
  • Si la empresa cuenta con un máximo de 10 empleados, la ayuda máxima será del 40% de la caída del volumen de operaciones que supere dicho 30%. Si posee más de 10 empleados será del 20% del importe de la caída del volumen de operaciones que supere dicho 30%.
  • Estas ayudas no pueden tener un importe menor a 4.000 euros, ni sobrepasar los 200.000.

El papel de las Comunidades Autónomas

Este Real Decreto contempla 93 áreas de actividad en las que pueden ser aplicadas estas ayudas, si bien dota a las propias comunidades autónomas a la ampliación de estas áreas, de tal forma que su número aumentaría.  Igualmente, serán estos territorios quienes tengan la potestad de poder otorgar ayudas de manera directa a empresas que no hayan sufrido pérdidas durante el año 2019. Se trata de una normativa flexible que tendrá en cuenta las características especiales de las áreas dentro de cada comunidad.

De hecho, ya hay comunidades que están estudiando la manera de ampliar los sectores afectados, de tal forma que el abanico de ayudas abarque más. La propia idiosincrasia de cada una de ellas haría incluir sectores como el calzado o el vino, que tienen un peso específico importante en algunas de ellas.

¿Cuándo llegarán las ayudas?

Estos fondos podrán ser solicitados a partir de primeros del próximo mes de mayo, de tal forma que las primeras ayudas llegarán entre junio y julio. Pero todo depende del plazo de firma de la documentación pertinente, que puede llevar 10 días, y de que las comunidades autónomas estén de acuerdo con el reparto asignado a cada una.

Una vez que comiencen a presentarse solicitudes, que se contarán por miles, habrá que agilizar los trámites automatizándolos. Con ello, los afectados podrán tener las ayudas a comienzos de verano, contando con que no haya ninguna traba. Si bien el proceso es largo, existe un compromiso por parte de las administraciones para poder agilizar las transferencias.

Con este paquete de ayudas, en la que Andalucía es la principal beneficiaria, se abre una esperanza a la recuperación económica del sector de los autónomos y de los empresarios. La crisis del COVID tomó por sorpresa a todos, haciendo que la catástrofe económica hiciera derivar a muchos.

 




Contactar

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!