Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

23-01-2017

La cláusula suelo no se considera nula en el caso de financiación para empresas

La cláusula suelo está teniendo gran relevancia estos días por las últimas sentencias adjudicadas.

Cierto es, que por ello muchos particulares están teniendo que revisar sus hipotecas y préstamos para saber si pueden recurrir o no dadas estas últimas sentencias. Sin embargo, los particulares no son los únicos afectados con este tema. Los préstamos para empresas también han sufrido en sus carnes la cláusula suelo, aunque a ellas se les exima de poder reclamar los intereses adicionales, al contrario que los particulares, dada la sentencia del Supremo.
 
Es decir, en caso de que haya financiación para empresas perjudicada por esta cláusula abusiva, la empresa deberá iniciar una demanda que se base en la no superación del control de incorporación de la cláusula suelo, en caso contrario se desestimaría su demanda. Las empresas, en contra de los particulares, tienen una presunción en contra, y es que se presume que son profesionales en el ejercicio de su actividad y a la altura de la entidad bancaria, por lo que su actuación como “consumidor” debe ser probada para conseguir la nulidad de la cláusula suelo, o bien, debe demostrarse que la entidad bancaria hizo abuso de posición dominante.
 
Aunque es cierto que la cláusula suelo ha afectado en menor medida a empresas que a particulares, el sobrecoste financiero que han soportado no es despreciable y ha sido un contratiempo añadido a muchos otros que han perjudicado financieramente a la empresa en los últimos años: reducción de la financiación, endurecimiento fiscal, contracción de la demanda nacional y alguno más, que se suman al perjuicio de las cláusulas suelo, y ello debido a que las empresas no han contado con un asesoramiento financiero lo suficientemente independiente de las entidades bancarias, que han actuado, y siguen haciéndolo, más de “colocadoras” de producto, que de asesoras en materia de financiación empresarial.
 
Por suerte, este tipo de cláusulas no las veremos en el futuro porque se consideran nulas, pero sí surgirán, muy probablemente, otras que sean abusivas para las empresas en materia de financiación, tanto de entidades bancarias como de entidades no bancarias, así que, si en el proceso habitual del préstamo de tu empresa tienes dudas con los productos que estás a punto de contratar, o cualquier otra duda relacionada, consúltanos y te ayudaremos a conseguir la mejor opción de financiación para tu empresa y a evitar errores que podrían llegar a ser muy costosos.
 
 

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!