Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

30-07-2017

La banca se lanza a por la financiación para empresas

La financiación bancaria para empresas pequeñas sigue en crecimiento según los últimos datos del Banco de España, un crecimiento algo tímido pero constante y muy lejos de las cifras de 2007. El punto de inflexión empezó en 2015, cuando las operaciones bancarias nuevas de financiación para empresas de menos de 1 millón de euros, las consideradas para pequeñas empresas, crecieron un 11,3% hasta los 246 mil millones, un crecimiento que se ralentizó en 2016 hasta los 251 mil millones, un 2% adicional y que, al cierre de mayo de 2017, con 158 mil millones, apunta a cerrar el tercer ejercicio de crecimiento consecutivo con una tasa que podría rondar, de nuevo, el 2%.

Estas cifras de crecimiento más bien moderado, teniendo en cuenta el crecimiento medio en ventas de las empresas este año, contrasta con la caída libre de financiación nueva de la banca a las grandes empresas, que ha caído un 56% desde 2012 hasta los últimos datos publicados de mayo. Y es que las grandes empresas, con un pool bancario bastante más extenso que las pequeñas, hace tiempo que trabajan en reducir su dependencia financiera del sector bancario, especialmente sustituyendo éste con emisiones de renta fija, algo a lo que las pequeñas empresas no pueden acogerse.

Con todo esto, el saldo vivo en financiación para empresas en el ámbito bancario se mantendría estable en 2017 por primera vez desde 2008, y probablemente tome la senda del crecimiento durante 2018. Recordemos que desde 2008 el saldo vivo ha descendido un 47%. 

¿Porque se lanzan los bancos a por la financiación de empresas?

  • Rentabilidad a corto plazo: sin duda, para la banca, las pymes son una fuente de rentabilidad rápida, que aporta más margen que cualquier otra tipología de cliente, especialmente por la enorme generación de comisiones en un entorno de tipos de interés ultra bajos como el actual.
  • Exceso de liquidez: el sector bancario sigue inundado de liquidez barata fruto de la política expansiva que está aplicando el Banco Central Europeo, y no hay indicios de cambios, por lo menos, hasta 2019.
  • Requisitos de capital cubiertos: uno de los quebraderos de cabeza de la banca, los requisitos de capital, han pasado a un segundo plano y no son ya la prioridad.
  • Cuota de mercado: las numerosas concentraciones acontecidas en los últimos años son vistas como oportunidades para arañar cuota de mercado a los competidores fusionados, normalmente débiles durante el proceso de integración.

Nuevo panorama en la financiación a empresas: financiación alternativa

La banca tiene motivos suficientes para querer aumentar su posición de financiación con las pequeñas empresas y recuperar el terreno perdido con las grandes, y no hay duda de que están haciendo esfuerzos, pero el conjunto del sector no parece estar aumentando su posición de forma sólida por una simple razón, el sector bancario tiene hoy mucha menos capacidad, y ésta seguirá reduciéndose con la siguiente ronda de fusiones, que acabará de eliminar las entidades más vulnerables y de menor tamaño.

En este contexto, la financiación alternativa sigue abriéndose camino, y lo seguirá haciendo con la aparición de nuevos jugadores y con el crecimiento y estabilización de los jugadores actuales, especialmente el crowdlending, que se está afianzando como principal figura en el ámbito de la financiación no bancaria, aunque no es la única, fondos de inversión e inversores privados ven también en las pequeñas empresas, una oportunidad de inversión rentable en un momento en que hay mucha liquidez y pocas oportunidades de inversión.



¿Necesitas financiación para tu empresa?

¡Solicítala ya!

¿Te interesan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestra newsletter