Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

09-06-2018

Indicadores financieros básicos

Hoy hacemos un resumen de todos los ratios financieros publicados en entradas anteriores, y que constituyen los indicadores financieros principales para las empresas en cuanto a sus cinco pilares financieros básicos: rentabilidad, endeudamiento, liquidez, solvencia y flujo de caja. Con estos ratios y su correcta interpretación, la empresa conocerá sus puntos fuertes y débiles y podrá actuar en consecuencia, con una adecuada planificación estratégica. Toda la actividad de una compañía debería ir alineada en la mejora de estos ratios en a largo plazo.

Indicadores financieros de rentabilidad


1# Beneficio sobre recursos propios ROE

Se obtiene de dividir el Beneficio, antes o después de impuestos, sobre el patrimonio neto de la compañía, y nos permite conocer qué rentabilidad se está obteniendo de los recursos propios, también se conoce como ROE (Return on Equity)

Los recursos propios se componen, fundamentalmente, de las aportaciones de capital hechas por los socios, y la acumulación de beneficios por la vía de las reservas, entonces, cuanto mayores sean éstos menor será este indicador, lo que invita a la empresa a reinvertir los beneficios en activos rentables para evitar los recursos ociosos. Otra medida bastante extendida resulta de dividir el beneficio antes o después de impuestos sobre el capital, no sobre todo el patrimonio neto sino únicamente teniendo en cuenta las aportaciones de socios, lo que permite ver, de forma clara, la rentabilidad obtenida por los accionistas.

2# Beneficio sobre ventas

Se obtiene dividiendo el beneficio antes o después de impuestos entre las ventas del ejercicio, y nos permite conocer el margen neto, es decir, el porcentaje de las ventas que queda para la compañía, después de restar costes directos, indirectos, resultados financieros e impuestos. Es una de las medidas más extendidas.

3# Margen bruto sobre ventas

Resulta de didivir el margen bruto entre las ventas, y nos da una idea de la rentabilidad directa obtenida por la compañía. El margen bruto es la diferencia entre las ventas y los costes directos, si este no es positivo la empresa tiene serios problemas de viabilidad, y si es positivo, tiene que ser lo suficientemente holgado como para cubrir los costes fijos y servicio a la deuda.

Este ratio permite conocer si los precios de venta y compra son los adecuados y si hay que trabajar en mejorar esta diferencia para absorber los gastos de estructura, ya sea añadiendo valor al producto o servicio que la empresa comercializa para subir su precio, o haciendo más eficientes los procesos para incurrir en menores costes directos.

 4# Beneficio sobre activos

Se obtiene dividiendo el beneficio antes o después de impuestos entre el total activo, y permite conocer en que medida se están rentabilizando las inversiones realizadas por la empresa. Es también conocida como ROA (Return on Assets), y lo habitual es que, en el momento de hacer una inversión este indicador caiga, por el crecimiento de los activos, y que, en la medida que éstos se van amortizando, suba gradualmente.

5# Rentabilidad por dividendo 

Es una medida muy conocida en el ámbito bursátil y de aplicación en el ámbito empresarial, la rentabilidad por dividendo resulta de dividir el dividendo obtenido por el accionista entre la valoración de sus acciones o participaciones. Es una medida de rentabilidad financiera pura que no tiene en cuenta el resto de magnitudes de la empresa, pero que es la finalidad última de un accionista capitalista que no participa en la gestión del negocio.

Indicadores financieros de endeudamiento

1# Ratio de endeudamiento: Deuda / Pasivo Total

El ratio de endeudamiento clásico mide la proporción de deuda respecto a todo el pasivo, y es un indicador de la dependencia de la empresa respecto a la financiación ajena, tanto a corto como largo plazo.

Este ratio varía mucho en función del sector al que pertenece la compañía, pero como normal general, debe situarse entre el 40% y el 60%, si está por encima significa que hay una dependencia excesiva de los recursos de terceros y que la solvencia es baja, en cambio, por debajo del rango, significa que la empresa tiene un exceso de recursos ociosos, pues está ofreciendo un bajo rendimiento a los recursos propios. 

2# Coeficiente de endeudamiento a corto plazo: Pasivo Corriente / Pasivo Total

Mide qué parte del endeudamiento es a corto plazo, lo interesante para la empresa es que la mayor parte de la deuda se sitúe a largo plazo, pues la deuda a corto plazo reduce dramáticamente la liquidez.

El Pasivo Corriente, además de deuda con entidades de crédito, incluye deuda con administraciones públicas y con proveedores o empresas del grupo, por lo que influyen, de forma definitiva, los plazos de pago y, por tanto, varían mucho según el sector de pertenencia de la empresa y, en este caso, también de su tamaño, pues éste determina el poder de negociación con su entorno, aunque lo ideal es que se sitúe entre el 20% y el 30%.

3# Coeficiente de endeudamiento a largo plazo: Pasivo No Corriente / Pasivo Total

Indica qué parte del endeudamiento es a largo plazo, como decíamos, lo interesante para la empresa es situar la deuda más a largo plazo que a corto, aunque es la visión contraria a la que desearía un acreedor. En función de las necesidades de la empresa de tener activos fijos, muy distintas según el sector, y de la capacidad de generar rentabilidad, este ratio será mayor o menor, siendo el rango de 20% a 40% la situación ideal para la compañía.

4# Servicio a la deuda: Cash Flow / Pasivo No Corriente

Es un indicador sobre la capacidad de la empresa de devolver la deuda a largo plazo, y es tanto un indicador de endeudamiento como de rentabilidad. Como en los casos anteriores hay grandes diferencias entre sectores según tengan mayor o menor dependencia a la adquisición de activos fijos, pero lo ideal es que este ratio no baje del 15%-20%, pues significaría que la empresa necesita más de 6.5 años de generación de caja para repagar completamente sus deudas a largo plazo.

5# Fondo de Maniobra: Activo Corriente / Pasivo Corriente

Este ratio es tanto un indicador de endeudamiento como de liquidez, pues mide la capacidad de la empresa de responder a sus deudas a corto plazo con sus activos más líquidos, los de corto plazo también. Este indicador debe ser superior a 1, ya que por debajo significa que la empresa no es capaz de atender sus deudas de circulante con la liquidez que es capaz de generar.

Indicadores financieros de liquidez

1# Liquidez inmediata

Es la medida de liquidez más directa, se obtiene de dividir la tesorería y todos los activos líquidos equivalentes, como depósitos a plazo o cuentas de ahorro, entre toda la deuda a corto plazo de la compañía, y mide la capacidad de la empresa de liquidar toda la deuda sólo con su liquidez. Algunos autores señalan que este ratio debería ser del 0.3, pero aventurarse a dar una cifra exacta es muy arriesgado, pues depende del sector de la empresa, de su tamaño y de la etapa del ciclo de vida en la que se encuentra. Cuanto más alto mejor, pues significa que más tesorería hay disponible.

2# Ratio Ácido

Este ratio mide la capacidad de la empresa de liquidar sus deudas a corto plazo con su tesorería y sus cobros pendientes, de clientes u otros deudores, sin tener en cuenta las existencias. Del mismo modo que el ratio de liquidez inmediata, algunos autores señalan el óptimo de este indicador en el 0.6, pero por los mismos motivos que antes, es aventurarse demasiado el dar un dato exacto. El problema de este ratio es que podría incluir cobros pendientes que, a la hora de la verdad, resulten incobrables, lo que podría dar una medida de liquidez equivocada. Igual que el anterior, cuanto más alto mejor.

3# Fondo de Maniobra 

Es, seguramente, la medida más conocida e indica la capacidad de la empresa de hacer frente a su deuda de corto plazo con todos sus activos, también de corto plazo, incluyendo existencias, deudores comerciales pendientes de cobro, tesorería y otras partidas como inversiones financieras a corto plazo o inversiones en empresas del grupo y asociadas. Como en los casos anteriores dar una cifra ideal es complejo, pero es cierto que si este ratio es inferior a 1 la empresa tiene problemas de liquidez.

4# Ratio de Cobertura

Es una medida de generación de liquidez para atender deudas a largo plazo, cuando el cash flow es inferior a la cuota de amortización de la deuda a largo plazo, la empresa tiene problemas para atender su financiación y, una de dos, o está excesivamente apalancada, o no genera suficiente caja para atender la deuda. Es un problema bastante habitual y sólo tiene dos soluciones: aumentar la rentabilidad de la compañía con más ventas o menos costes, o reestructurar la deuda para acomodarla a la realidad de generación de caja.

5# Disponibles en cirbe

Este indicador no está ni en el balance ni en la cuenta de resultados, está en la cirbe, y resulta de dividir la parte disponible de las líneas de financiación de circulante de la compañía entre toda su deuda bancaria. Por debajo de un 0.1 suele ser un indicador de falta de liquidez, o bien porque hay demasiada deuda, o por el contrario, porque la deuda es muy pequeña. Es un ratio que requiere un análisis conjunto junto a otras medidas de balance y cuenta de resultados.

Indicadores financieros de flujo de caja

Cash Flow Bruto / Ventas y Cash Flow Operativo / Ventas

Estos dos ratios nos dan una pista del margen bruto de la empresa para detectar posibles problemas íntimamente ligados con la actividad básica: precios de compra de materias primas o precios de venta, estructura de personal u otros.

Cash Flow de Financiación / Servicio a la Deuda

Si es inferior a 1 significa que la empresa no puede atender sus deudas de largo plazo, por lo que la nueva financiación se destina a repagar la deuda viva. Este tipo de empresas pueden tener un problema de generación de caja o de una deuda mal estructurada, a un plazo de amortización demasiado corto para su capacidad de repago.

Deuda a Largo Plazo / Cash Flow de Financiación

Como la anterior, es un ratio que mide la capacidad de la compañía de atender sus deudas a largo plazo, en este caso mide los años que necesita para atender completamente su deuda. Salvo que se trate de deuda para la compra de inmuebles, si la empresa requiere más de cinco años para liquidarla, podría ser un síntoma de escasa capacidad de generación de caja, aunque en este caso hay que tener muy en cuenta el sector al que pertenece la compañía.

Cash Flow Libre / Patrimonio Neto

Es una medida de rentabilidad para el accionista, es la capacidad de la empresa de generar liquidez respecto a la inversión que han hecho los socios en la compañía, y la acumulación de beneficios en el pasado y es muy parecida al ROE (Return on Equity).

Indicadores financieros de solvencia

1# Ratio de solvencia

Numéricamente, el ratio de solvencia se calcula como el cociente entre el Patrimonio Neto y el Activo Total, aunque existen otras formas equivalentes de calcularlo, como el cociente entre el Activo Total dividido entre el Exigible total, es decir, todos los pasivos excepto los recursos propios.

2# Endeudamiento patrimonial

El endeudamiento patrimonia es el Pasivo Total dividido entre el Patrimonio Neto y mide, del alguna forma, el grado de compromiso del Patrimonio Neto con los acreedores de la compañía.

3# Ratio de apalancamiento

Es el Activo Total dividido entre el Patrimonio Neto se interpreta como las unidades monetarias de activos que se han conseguido con cada unidad monetaria de Patrimonio Neto. Es como el efecto multiplicador de los recursos propios.

 

 

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas