Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Financiación para empresas: La línea de crédito

Dentro de la operativa de corto plazo, no hay mejor producto de financiación para empresas que la línea de crédito, de hecho, es tan flexible que sólo con una línea de crédito lo suficientemente grande, la empresa podría prescindir de casi todos los demás productos de financiación a corto plazo. Su funcionamiento es sencillo, no es más que una cuenta corriente de la cual la empresa puede disponer en negativo hasta un cierto límite sin necesidad de justificar el destino de las disposiciones que hace. 

Principales variables de la póliza de crédito

  • Límite máximo: es el importe máximo del que puede disponer la empresa.
  • Saldo dispuesto: es el saldo del que dispone la empresa en su actividad diaria, y debe ser inferior o igual al límite máximo.
  • Saldo disponible: es el saldo no dispuesto por la empresa en su línea de crédito, y que está a disposición de esta.
  • Fecha de vencimiento: es la fecha en la que el contrato de póliza de crédito deja tener vigencia, momento en que la empresa debe cubrir el saldo dispuesto, salvo que se haya pactado una renovación del mismo por otro periodo, cosa que es bastante habitual si el rating de la empresa se mantiene estable. El plazo normal de vencimiento de una póliza de crédito es de 1 año, aunque no es extraño contratar vencimientos de entre 3 y 5 años.
  • Periodicidad de liquidación: es la frecuencia con que se producen las liquidaciones de intereses y comisiones de la póliza de crédito, normalmente mensuales o trimestrales.

Tipo de póliza de crédito

Podemos encontrarnos con diferentes tipos de póliza de crédito, en base a diferentes criterios.

En función de la divisa de la póliza

  • Póliza de crédito en divisa nacional: es la más habitual y es aquella que está denominada en la misma divisa que utiliza la empresa de forma más habitual.
  • Póliza de crédito en divisa internacional: es aquella cuya divisa operativa es diferente a la habitual de la empresa. Puede ser útil tanto para domiciliar cobros y/o pagos con clientes o proveedores internacionales de la empresa y puede ayudar a mejorar la gestión del riesgo de cambio.
  • Póliza de crédito multidivisa: se trata de una póliza de crédito con diferentes límites de crédito, cada uno denominado en una divisa diferente. A efectos prácticos es como tener varias pólizas de crédito con distintos limites en diferentes divisas, donde la empresa, además, puede modificarlos en función de su conveniencia, siempre y cuando la suma de límites de los diferentes tramos, no supere el límite total.

En función del tipo de amortización

  • A vencimiento: es la forma más habitual, el límite de la póliza de crédito es constante hasta el vencimiento, momento en el que la empresa debe amortizar la póliza o bien renovarla por otro periodo, con el mismo límite o diferente.
  • Con caídas: no es habitual, pero en ocasiones el proveedor financiero quiere reducir su riesgo conforme la póliza llega a su vencimiento con la intención, normalmente, de que quede totalmente amortizada. Para hacerlo establece un calendario de caídas de límite que la empresa debe asumir.

En función del plazo de vencimiento

  • A corto plazo: cuando el plazo de vencimiento es igual o inferior a 12 meses. Es la más habitual.
  • A largo plazo: cuando el plazo de vencimiento es superior a 12 meses. La financiación sigue siendo de corto plazo, pero la empresa no debe preocuparse por amortizarla o renovarla por un plazo superior a 12 meses.

Condiciones económicas de una póliza de crédito

En cuanto a las condiciones económicas estos son los términos que pueden liquidarse al contratar una póliza de crédito:

  • Comisión de apertura: se liquida en la formalización del contrato de póliza de crédito y se establece sobre el importe del límite máximo del mismo.
  • Comisión de estudio: al igual que la comisión de apertura, se liquida en la formalización del contrato de póliza de crédito y se establece sobre el importe del límite máximo del mismo.
  • Comisión de renovación: en el momento en que se pacte la renovación del crédito, se liquidaría una comisión de renovación sobre el importe del límite.
  • Tipo de interés deudor: es el tipo de interés, fijo o variable, que se liquidará con la periodicidad pactada, normalmente mensual o trimestral, sobre el saldo medio dispuesto en el periodo.
  • Tipo de interés acreedor: en caso de existir saldo acreedor, es decir, saldo positivo, podría liquidarse tipo de interés a favor de la empresa si así se ha pactado en el contrato de póliza de crédito.
  • Comisión por saldo medio no dispuesto: esta comisión se calcula sobre el saldo medio no dispuesto y se liquidará en la periodicidad pactada.
  • Comisión por excedido: en caso de que el saldo supere el límite máximo establecido en el contrato, se podría liquidar esta comisión cuya base suele ser el mayor saldo excedido en un periodo.
  • Tipo de interés excedido: por el saldo que excede del límite, también se produce una liquidación por el tiempo y saldo en exceso.
  • Comisión por cambio de divisa: cada vez que la empresa solicita, o bien un cambio de divisa por traspaso entre tramos de distintas divisas, o bien modificar el importe de los tramos se aplica la comisión por cambio de divisa. Esta condición sólo aplica a las pólizas en divisa internacional y la póliza de crédito multidivisa.
  • Diferencial de cambio: se trata de un punto muy importante a negociar con el proveedor financiero porque es un coste que queda oculto a la empresa. Es un diferencial que aplica el proveedor financiero directamente al tipo de cambio que asume la empresa en sus transacciones entre divisas pero que no se muestra, sino que se deduce directamente del tipo de cambio.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Flexibilidad: es, sin duda, el producto más flexible de financiación circulante porque permite financiar cualquier necesidad de corto plazo de la empresa, ya sean proveedores, personal, impuestos u otros imprevistos, con una gran facilidad operativa, pues a efectos prácticos funciona como una cuenta corriente.
  • Simplicidad: por su operativa diaria y por sus condiciones económicas y contractuales, la póliza de crédito es sencilla en su gestión y control.

Inconvenientes

  • Riesgo de renovación: Puede suponer un problema en caso de no renovación por parte del proveedor financiero. En ese caso la empresa está obligada a cubrir el importe del saldo dispuesto el día del vencimiento y, en caso de no poder hacerlo debería solicitar un préstamo de refinanciación al proveedor financiero, que podría, o no, admitir.
  • Entidades: es un producto que sólo el canal bancario ofrece a las empresas.

Mejores líneas de crédito para empresas

A continuación, te mostramos las mejores opciones de línea de crédito para empresas ordenadas por nuestro Índice Financlick, una calificación global basada en las condiciones económicas, la flexibilidad del producto, la calidad del servicio postventa y otros factores:




Contactar
Enrique Serrano
Autor

Enrique Serrano

Enrique es fundador de Financlick y cuenta con un profundo conocimiento de los mercados financieros junto a una dilatada experiencia en el sector finanzas. Tiene una amplia formación en análisis financiero y es especialista en financiación para empresas, planificación financiera y estrategia de desarrollo empresarial.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

General Como funciona Elegibilidad Documentación

Cálculo aproximado en función del producto y el tipo de proveedor financiero.

Método de admisión del proveedor financiero.

Calificación global

Solicitar

Calificación global

Solicitar

Calificación global

Solicitar

Calificación global

Solicitar