Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

06-10-2019

Financiación para Empresas de Trabajo Temporal

Las empresas de trabajo temporal tienen características muy concretas y especiales que las hacen diferentes a muchas otras compañías de otros sectores. Aunque a priori no dejan de ser empresas comerciales, que compran y venden, su producto es distinto a cualquier otro tipo de empresa, porque las ETT venden, o más bien alquilan, trabajadores a sus clientes, a cambio de un margen.

En este sentido las ETT son empresas que apoyan una parte importante de su financiación en el circulante, pero al no tener proveedores no pueden utilizar productos como el confirming pronto pago para financiar sus pagos, lo que dificulta completar bien su circuito financiero.

Financiación de inversiones para una ETT

Como cualquier otra empresa las ETT tienen activos, aunque estamos hablando de un nivel de activos más bien reducido que no suele ir más allá de vehículos para comerciales y gestores de equipos y la propia estructura de las oficinas como mobiliario, ordenadores etcétera. En este sentido, los tres productos más habituales para financiar activos son el préstamo, el leasing y el renting. Otra inversión que podría acometer una ETT es la compra de otra empresa o su cartera comercial, en cuyo caso lo habitual sería financiarlo con un préstamo.

Financiación de circulante para una ETT

Por un lado, la ETT puede anticipar sus cobros aplazados como cualquier otra empresa, y utilizará distintos productos en función de la forma de cobro que tenga con sus clientes:

  • Anticipo de facturas para aquellos clientes que paguen por transferencia y sobre los cuales no se pueda ceder el cobro a la entidad financiera que lo financie.
  • Factoring para aquellos clientes que paguen por transferencia o pagaré y sea posible ceder el cobro a la entidad financiera.
  • Descuento comercial para aquellos clientes que paguen por recibo SEPA o pagaré.

Por el lado de los pagos las ETTs tienen menos posibilidad de financiación porque uno de los productos más habituales de financiación, el confirming en su modalidad pronto pago, no lo pueden utilizar al no tener apenas proveedores para pagar, pues la materia prima de la ETT es el personal. Pero existen otros productos de financiación de circulante que ayudan a las ETT a financiar su working capital como:

  • Póliza de crédito: como ya hemos hablado en alguna otra ocasión, la póliza de crédito cubre todas las necesidades de financiación de corto plazo de la empresa.
  • Préstamos a corto plazo: nos referimos a préstamos de entre 3 y 24 meses que permiten cubrir cualquier necesidad de circulante como el pago de nóminas, impuestos u otros.

Otros productos financieros para una ETT

Otro aspecto muy importante de las ETT es que necesitan un aval o garantía financiera para poder operar. Las ETT son el único tipo de empresa que puede ceder trabajadores, y por ley, deben tener esta garantía ante la autoridad laboral. El importe de la garantía debe ser de 25 veces el SMI en cómputo anual para la primera autorización, y del 10% de la masa salarial del ejercicio económico inmediatamente anterior para los siguientes ejercicios. Esta garantía puede contratarse con un aval bancario o, de forma mucho más sencilla, con una póliza de seguro que cubra las mismas contingencias. Esta segunda opción es muy atractiva porque no consume cirbe y permite liberar endeudamiento para otras finalidades.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!