Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

09-11-2015

¿Están los bancos dando más crédito a empresas?

La financiación para empresas y su evolución ha dado mucho que hablar en los últimos años, tras una crisis global que quedará para la historia económica. Recientemente, los datos macroeconómicos nacionales han mejorado y se lee con frecuencia en prensa económica y demás medios que el sector bancario está abriendo el grifo ¿Hasta qué punto es esto cierto? ¿Hay muchos más préstamos para empresas que hace un tiempo?

Pues bien, podemos decir que si es cierto, pero de forma muy tímida, muchísimo. El siguiente gráfico muestra la evolución de concesión de créditos nuevos a empresas por parte del sector bancario, recoge la evolución para operaciones de más de 1 millón de euros y para operaciones inferiores al millón de euros, y su TAE correspondiente. Se trata de información que publica el Banco de España con carácter mensual, y es muy útil para mostrar cómo actúan los bancos en su relación comercial con las empresas. 

El año 2007 fue, como ya es sabido, el año con mayor actividad creditícia en nuestro país con cerca de 1 billón de euros prestados a empresas, la cifra es estremecedora porque ese es exactamente el PIB nacional, es decir, se concedió la misma cantidad en créditos a empresas que lo que el propio país era capaz de producir. En aquél entonces, la TAE de esta financiación oscilaba entre el 5% y el 6%, TAE que no incluye otras compensaciones como la obligación de contratar seguros u otros productos, pero que sirve como referencia. La capacidad instalada por la banca estaba en sus máximos con 60 entidades operando en el sector.

Pero la burbuja estalló y la concesión de financiación nueva no dejó de caer hasta 2014, hasta los 357 mil millones de euros, es decir, una tercera parte de lo concedido antes del estallido de Lehman Brothers, y con una cuarta parte de la capacidad, pues de las 60 entidades operativas en 2008, hemos pasado a tan sólo 16. Llama la atención que este descenso en la concesión de financiación nueva es mucho más acusado en operaciones inferiores a 1 millón de euros, que son las que corresponden a pequeñas y medianas empresas y las más representativas del parque industrial.

En un intento de reanimar la economía, el BCE inició una política expansiva que llevó a los tipos de interés a sus mínimos históricos, haciendo que la financiación pasara a costar del rango de 5% a 6% en 2007, al rango 3% a 5% del año 2014 y provocara el actual exceso de liquidez del sector financiero. Los estrechos márgenes bancarios, derivados unos tipos mínimos, animan al sector a prestar para preservar la cuenta de resultados y, por otro lado, animan a empresas a endeudarse para afrontar proyectos de inversión y crecimiento, por lo que son una medida acertada, pero que tardan en trasladarse a la realidad económica.

El año 2015 va a ser el año de inflexión con 396 mil millones concedidos a empresas, un 10% más que en 2014 y, muy probablemente, dé inicio a una tendencia a mayor apetito a prestar durante un periodo de 2 o 3 años hasta el entorno de los 500 mil millones anuales, pero no mucho más allá, porque las empresas siguen todavía desapalancádose y, sobretodo, porque la capacidad del sector financiero se ha reducido de forma siginificativa. Con mucha probabilidad, en los próximos años la banca no tenga capacidad suficiente para cubrir toda la demanda de crédito y, en este contexto, ha nacido la financiación alternativa, primero por la lógica demanda que no va a quedar cubierta y, segundo, porque se elimina la dependencia del crédito de la evolución de "los mercados", pues es normalmente financiación desintermediada.

La financiación alternativa, como por ejemplo el crowdleding, se ha convertido en objeto de deseo de grandes grupo inversores y, empresas como Lending Club en EEUU, han prestado ya 13 mil millones de dólares desde que empezaran su andadura en 2007 y, desde Diciembre de 2014, cotiza en el Nyse. Puedes consultar sus espectaculares estadísticas aqui.

En Europa ya existen también empresas del sector con cifras destacables, Funding Circle de UK, ha prestado a empresa más de 900 millones de Libras en Reino Unido y en 2014 inició un plan de expansión ambicioso que le da presencia en EEUU y Europa Continental: Holanda, Alemania y España. El crowdlending para empresas en España empezó en 2013 con tres plataformas operativas: LoanBook, Comunitae y Arboribus, durante 2014 y 2015 han seguido apareciendo nuevas plataformas que, en su conjunto, prestarán en 2015 entorno a los 160 millones de euros. Con la reciente llegada de Funding Circle a España, el sector se va a acelerar. Probablemente hoy se encuentre en el "2011 de Lending Club", por lo que en los próximos años más y más empresas utilizarán esta vía de financiación de forma habitual, completando el hueco dejado por la financiación bancaria.

El crowdlending, por si no lo sabías todavía, no es más que la financiación obtenida de un grupo de personas particulares que asumen el riesgo de prestarlo a cambio de un tipo de interés. Esto se desarrolla a través de una plataforma digital, lo que hace del crowdlending una vía de financiación muy eficiente y transparente.

Así que si eres empresa y utilizas la financiación de forma habitual, te interesa saber qué plataformas hay operativas, qué productos ofrecen y cómo funcionan, porque en los próximos años muy probablemente acudas a ellas, y no todas son iguales.


Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas