Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

15-10-2015

El termómetro de los informes comerciales

El empresario puede sentirse cómodo o no con su situación financiera, pero además de serlo hay que parecerlo, como suele decirse, así que la imagen de crédito de puertas afuera es algo que todo director financiero debe seguir, diríamos que casi forma parte de su evaluación.

Este es el trabajo de las agencias de calificación de crédito, agencias como Informa o Axesor ofrecen, con fuentes de información pública, una imagen muy detallada del comportamiento de pago de cualquier empresa y su rating derivado del mismo, tanto a largo plazo como a corto plazo, una imagen de solvencia y liquidez que no debería pasar desapercibida. Son agencias que ejercen el mismo papel que Fitch o Standard & Poor’s, pero en un ámbito de empresas más pequeñas.

¿Por qué es importante la calificación de una agencia externa?

   1. Es el motor de búsqueda en el ámbito de la financiación

Esta información es utilizada por múltiples operadores en el mercado. Cualquier banco, plataforma de financiación participativa, establecimiento financiero de crédito, intermediario financiero y cualquier otro utiliza el rating como base de segmentación para ofrecer sus productos. Algunos de ellos se dirigen a los rating bajos, a costes para la empresa más elevados, aunque son la minoría, la mayor parte de ellos busca las calificaciones más altas, por encima de un 10/20 en la escala de informa. Tener una nota por debajo de la media hace disminuir las posibilidades de acceder a financiación o encarece su obtención.

Y en el mismo sentido es el motor de búsqueda para el sector asegurador, en su rama de seguros de crédito, una mala calificación dificulta la obtención de buenas coberturas sobre el riesgo comercial.

    2. Es la herramienta de análisis de proveedores y grandes clientes

Las agencias y sus calificaciones son utilizadas por muchas empresas para otorgar crédito a sus clientes, cuanto mayor sea, más y mejor crédito comercial va a obtener la compañía en su relación con proveedores.

Pero no sólo en el lado de los proveedores, es habitual, cuando el cliente tiene poder de negociación sobre la empresa, y se trata de la ejecución de un gran proyecto de larga duración en el tiempo, que el cliente solicite garantías en forma de avales técnicos o económicos, y menores serán las garantías y cuanto mejor sea su imagen de solvencia y liquidez.

Es especialmente relevante, en este sentido, el dato de opinión de crédito que emite Informa, en el que pone incluso cifra a la financiación adecuada a ofrecer a la empresa.

¿Qué analizan las agencias de calificación externa?

     1. Datos económicos de sus estados financieros

Utilizan la información depositada en el registro mercantil para obtener una imagen objetiva de su situación financiera, enfocándose en la liquidez y la solvencia. En concreto miden sus ratios básicos:

     Liquidez: capacidad de la empresa de hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.
     Solvencia: capacidad de la empresa de sobrevivir a largo plazo.
     Endeudamiento: Niveles de endeudamiento para el tamaño de la empresa
     Rentabilidad: Niveles de rentabilidad para el volumen de negocio de la compañía.

     2. Datos cualitativos

     Sector: Califican a la sociedad en función del sector al que pertenece, anclando la información al conjunto del sector.
     Antigüedad: No sólo limitada a los años de vida de la empresa, sino a la evolución de su rating en el tiempo.
     Comportamiento de pago

Es, probablemente, el punto más importante porque es el dato más reciente posible. Las agencias de calificación ofrecen una visión muy detallada en este apartado, que no sólo se limita a Rai, Asnef o Experian, sino que se incluyen incidencias judiciales e incluso comportamiento de pago con proveedores de la empresa y agencias aseguradores de crédito.

En resumen, los informes de calificación afectan directamente al acceso a la financiación, a la cobertura de riesgos comerciales, al circuito de cobros y pagos y al acceso a clientes y proveedores, especialmente si son de alto valor añadido.

Para mejorar las calificaciones nada tan sencillo y tan difícil a la vez como tener beneficios,  generar liquidez, y capacidad de autofinanciación de activos que generen valor a la compañía, y no es tarea fácil conseguir mayores beneficios en un entorno tan competitivo como el actual, pero hay pymes, únicas en su sector y con un alto componente innovador que lo consiguen.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas