Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

21-12-2015

El Mercado Alternativo Bursátil ¿es realmente para financiar a pymes?

Hoy hablamos de uno de los vehículos de financiación a empresas probablemente más desconocido por la mayoría, nos referimos al Mercado Alternativo Bursátil, más conocido como MAB, que vió la luz en Febrero de 2006 con la misión de facilitar el acceso a financiación de capital a la industria más pequeña de nuestro país, las pymes. Desde entonces más de 392 millones de euros se han financiado en el mercado y la capitalización bursátil ha llegado a los 1.763 millones de euros y, aunque no ha cumplido con las expectativas generadas, es una financiación que tiene muchos puntos a favor.

¿Qué ventajas tiene el MAB?

  1. Es un vehículo de acceso a financiación en forma de capital, hablábamos en un post anterior de las ventajas de crecimiento que tiene el capital respecto a la deuda, y de su mejor impacto en balance.

  2. Notoriedad: cotizar en un mercado oficial genera más notoriedad a la marca que se traduce en un mayor crecimiento.

  3. Valoración: cotizar en un mercado oficial es la mejor forma de valorar una compañía de forma constante.

  4. Liquidez: la liquidez de las acciones hace más atractiva a una empresa y aumenta su valoración.

¿Qué requisitos hay que cumplir para cotizar en el MAB?

  1. La empresa debe ser una S.A.

  2. La salida al mercado deber ser, como mínimo, para una capitalización de 2 millones de euros.

  3. Tener un plan de crecimiento e internacionalización contrastable.

  4. Tener una trayectoria de, como mínimo, 2 años. Aunque de no haberla son válidas previsiones a 3 años demostrables.

  5. Obligatoriedad de transparencia y deber de información financiera periódica auditada, así como hechos relevantes.

La empresa debe pasar por un rigurosos proceso acompañado de un Asesor registrado donde se contrastan sus estados financieros y la credibilidad de sus planes y previsiones de expansión y, además, debe contar con un proveedor de liquidez, ya sea una sociedad de servicios de inversión o una entidad de crédito.

¿Hay realmente pymes cotizando en el MAB?

El 97% de las pymes en nuestro país facturan menos de 2 millones de euros, cuando preguntamos si hay pymes cotizando en el MAB nos referimos precisamente al grueso de empresas, ese 97%. Pues bien, la respuesta es sí. Un 21% de las cotizadas en el MAB cerraron 2014 con ventas inferiores a los 2 millones de euros: Lumar, 1Nkemia, Ab-biotics, Neol Bio, Neuron Bio y Facephi. Otro 39% de las cotizadas facturaron en 2014 entre 2 y 10 millones, un 24% entre 10 y 50 millones y el 15% restante sobrepasan los 50 millones de euros.

Es cierto, que sólo un 21% de las cotizadas representen ese 97% de empresas puede parecer poco, pero se trata de empresas realmente especiales, con un alto grado de innovación, un plan de expansión internacional ambicioso y un producto o servicio de alto valor añadido, para eso no hay más que fijarse en la distribución sectorial del índice: un 51% de las empresas son del sector de la Biotecnología, la Electrónica&Software y las Telecomunicaciones, sectores donde la innovación y la tecnología perimten crecimientos exponenciales. Por otro lado, la razón fundamental de salir a cotizar al MAB es el crecimiento, normalmente a través de un plan de internacionalización, por lo que podría parecer normal que una cotizada superase los 2 millones de facturación en los primeros 3-5 años desde su salida al mercado.

A pesar de todas las ventajas que ofrece decíamos que no había cumplido expectativas, en el MAB cotizan sólo 33 empresas, de las cerca de 5000 empresas que se cacula podrían ser aptas para su salida a mercado, estas cifras quedan muy lejos de las cerca de 800 firmas que componen el FTSE AIM, que viene a ser el homólogo del MAB en Reino Unido. ¿Será que las empresas españolas no son suficientemente innovadoras y competitivas para dar su salto al mercado? ¿Será que, culturalmente, la transparencia y el deber de información no van con la empresa española?

Pueden ser muchos los motivos por los que el MAB nunca ha cumplido sus previsiones, sus costes, el deber de información, los últimos escándalos como el de Gowex y muchos otros, pero sí es accesible a pymes, quizás a un selecto grupo de empresarios de perfil innovador y con ambiciosos planes de expansión, dispuestos a ceder parte de su empresa a cambio de liquidez suficiente para multiplicar el valor de sus compañías.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas