Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

26-05-2017

El IPC llega al 2,6% en abril, y suma ocho meses al alza

El Índice de Precios de Consumo subió un 1% en abril respecto al mes anterior y sube tres décimas en tasa interanual hasta el 2,6%, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. El INE destaca el encarecimiento de los paquetes turísticos y servicios de hospedaje derivados de la Semana Santa, el aumento del precio del gas y la estabilidad del precio de la electricidad, frente al retroceso del año anterior.

En términos interanuales el IPC empezaba el año en el 3%, la cota más alta desde octubre de 2012. En febrero repitió, pero en marzo retrocedió hasta el 2,3%, su primer retroceso en siete meses. Abril retoma la senda alcista del IPC, por lo que podemos afirmar que la cesta de la compra es hoy un 2,6% más cara que justo hace un año. La tasa de abril es la octava tasa positiva después de ocho meses en terreno negativo.

En cuanto a la inflación subyacente, la que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó un 0,3% en abril hasta 1,2%, 1,4 puntos por debajo de la tasa general del IPC.



En cuanto al peso del sector turístico en el mes de abril, el grupo de ocio y cultura llegó a una subida del 3,4% interanual, principal catalizador del IPC junto al incremento en más de un punto de la tasa de vivienda, que llega al 5,4%, causado, como decíamos, por la estabilidad de los precios de la electricidad y el encarecimiento del gas, frente a las bajadas que experimentaron en abril de 2016. El grupo de hoteles, cafés y restaurantes también influyó en el aumento del IPC interanual, con un incremento del 0,8% mensual, hasta el 2%.

En el otro lado de la balanza, en abril descendió la tasa interanual de vestido y calzado un 0,5% hasta 0,3%, la caída de la tasa del transporte hasta el 6,2%, por el menor aumento del precio de los carburantes respecto a abril de 2016 y, por último, la caída en un 0,3% hasta el 1,1% interanual de la tasa de alimentos y bebidas no alcohólicas, por el abaratamiento de las frutas frescas.

En términos mensuales y por productos, los que más elevaron sus precios en tasa mensual fueron la ropa de niño y bebé (+17,9%), la de mujer (+13,5%), el calzado de niño (+7,6%), el de mujer (+6,8%) y el de hombre (+6,7%). Contrariamente, los mayores descensos mensuales se registraron en las frutas frescas (-3,5%), carne de vacuno (-0,5%) y las publicaciones (-0,4%). En término interanual, los productos que experimentaron los mayores descensos de precios fueron el calzado de niño (-8,3%), los objetos recreativos (-3,3%) y la ropa de niño y bebé (-2,7%). En el lado opuesto, los mayores ascensos de precios en el último año los experimentaron calefacción, alumbrado y distribución de agua (+10,7%); legumbres y hortalizas frescas (+7,1%), y transporte personal (+6,3%).

Por comunidades autónomas, todas experimentaron subidas en términos mensuales. Los mayores ascensos correspondieron a La Rioja (+1,4%), Murcia (+1,3%), y Asturias, Comunidad Valenciana y Extremadura, todas ellas con un aumento mensual del 1,1%, seguido de Andalucía y Madrid (+1%), Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia y País Vasco (+0,9%), Aragón, Canarias, Castilla y León y Navarra (+0,8%) y, por último, Cantabria, cuyos precios subieron un 0,6% respecto al mes anterior. En términos interanuales, todas las comunidades presentaron tasas superiores a las de marzo. Las más elevadas corresponden a Castilla y León, Cataluña y Galicia (+2,8%) y la más baja se dio en Extremadura, con un 2%.
 

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!