Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

07-02-2022

El Euribor repunta ligeramente en enero

El Euribor mensual correspondiente a enero ha dado un ligero cambio de tendencia. El cierre, producido el pasado día 31 de enero, arrojó un dato medio del -0,477%. Tras haber encadenado un par de meses descendentes, el primer mes de 2022 toma un ligero repunte. Quienes tengan que revisar sus hipotecas van a tener que desembolsar un poco más. Para una hipoteca variable de 120.000 euros a 20 años y un interés de Euribor + 0,9, el diferencial cada mes supondrá un incremento de 1,39 euros. Se produce un cambio de tendencia tras haber tocado suelo durante 2021, con valores que se movieron siempre en negativo y con pocas variaciones.

El aumento de la inflación, especialmente notable en España en diciembre, es el indicador que podría estar detrás de esta ligera subida. Aunque el BCE decidió mantener los tipos sin cambios en su última reunión y no dio señales de querer subirlos en todo el 2022, Christine Lagarde ha lanzado algún mensaje en los últimos días en los que no descarta hacerlo este año si la inflación sigue desbocada, y eso se está notando en el Euribor que ha empezado febrero cotizando alrededor del -0.42% / -0.43%. Habrá que estar muy atentos a cómo evoluciona el IPC en la Eurozona para ver qué movimientos hace Lagarde.

¿Qué influye en el Euribor?

El interés de una hipoteca variable depende del precio del dinero que el BCE presta a los bancos, pero además de cómo se prestan dinero los bancos entre sí, lo que se conoce como Euribor.  El Euríbor siempre es un poco más alto que el tipo de interés central, aunque el movimiento suele ser similar. Las hipotecas variables están referenciadas de manera mayoritaria en España a este valor, por lo que las oscilaciones son las que hacen fluctuar el valor de la cuota mensual cuando toca la revisión de tipo de interés, que suele ser anual. De manera masiva, las hipotecas en Españas están referenciadas a 12 meses.

Existen otra serie de factores que llegan a determinar este valor. Por ejemplo, la situación económica de la Eurozona. Si es buena, hay mayor liquidez y el dinero circula con facilidad. Igualmente, la solvencia de los bancos es también un factor determinante. Si una entidad es solvente, menor tipo de interés se le exige para prestarle dinero a crédito y viceversa.

La inflación también es un factor de peso a la hora de que el Euribor tome forma. Cuando es alta, el BCE sube los tipos para encarecer el crédito y reducir la renta disponible de empresas y hogares lo que provoca un menor consumo y una reducción de los precios de los bienes y servicios en ese país. El objetivo de inflación del BCE para la Eurozona es del 2% y mantuvo el tipo de interés muy bajo mientras no se había llegado a esa cota, ahora que la estamos sobrepasando con creces, el posible panorama que nos encontremos, si la inflación sigue así, es justo el contrario, una subida de tipos. Habrá que estar atentos.


Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!