Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

17-11-2019

Cómo se financia un fabricante de muebles

Las empresas fabricantes de muebles necesitan, como normal general, un abanico de productos financiación muy amplio para cubrir las necesidades de su actividad, especialmente si venden su producto a otras empresas.

La empresa fabricante de muebles requiere tanto financiar su inversión a largo plazo, como fianciar el circuito de cobros y pagos y el circuito operativo con financiación de circulante o working capital, así que requiere muchos recursos en su actividad financiera para desarrollarse con éxito.


Financiación a largo plazo de un fabricante de muebles

Una fabricante de muebles necesita maquinaria pesada para su proceso productivo y, muy probablemente una flota de vehículos, tanto para su actividad comercial como para su actividad logística, así que todos los productos de financiación a lago plazo son susceptibles de cubrir las necesidades de inversión de este tipo de empresas:

  • Préstamos a largo plazo: ya sea de fuentes de financiación públicas, que son préstamos en condiciones económicas muy ventajosas, o de fuentes de financiación privada, bancaria o no bancaria, los préstamos a largo plazo son muy flexibles para adaptarse a cualquier actividad de inversión, ya sea en maquinaria, vehículos o incluso otro tipo de inversión como la compra de empresas o la inversión en marketing o apretura de nuevos mercados. Todos los préstamos a largo plazo del sector bancario computan en cirbe, y algunos de organismos públicos también.
  • Leasing o arrendamiento financiero: tanto para financiar vehículos como maquinaria y algún activo intangible como el sowftware informático, el leasing es un producto que permite financiar el 100% de las inversiones incluido el IVA, y admite la amortización acelerada de los bienes, lo que implica reducir el impacto del impuesto de sociedades en la cuenta de explotación. Admite plazos de financiación bastante cómodos, así que es un buen producto para financiar los activos de una empresa fabricante de muebles.
  • Renting: el renting, tanto de vehículos como de otros activos, el renting es, seguramente, la mejor forma de financiar un activo empresarial porque no computa como deuda, ni en balance ni en cirbe, y aporta mucha flexibilidad a la empresa, que puede desprenderse de estructura con más facilidad que teniendo sus activos en propiedad. Además, fiscalmente la empresa se deduce íntegramente las cuotas de renting, que se consideran un alquiler y están, además, gravadas con IVA.

Financiación de circulante de un fabricante de muebles

En cuanto a la financiación de circulante para cubrir las necesidades de corto plazo de un fabricante de muebles serán distintas dependiendo del tipo de cliente. Si el cliente es industrial el abanico de formas de cobro será más amplio y probablemente entre en juego el pago aplazado, si el cliente final es un consumidor particular las compras serán al contado y lo habitual es que requieran de alguna forma de financiación al cliente a través de un establecimiento financiero de financiación al consumo. Entre los productos más convenientes tendríamos

  • Póliza de crédito: es el más cómo y flexible de los productos de financiación de circulante, la póliza de crédito cubre todas las necesidades de corto plazo de la empresa.
  • Financiación de importaciones y exportaciones: si la empresa tiene actividad con el exterior, ya sea para la compra o la venta, la financiación de importaciones permite aplazar el pago a proveedores extranjeros y la financiación de exportaciones permite el anticipo de cobros de exterior. Además, este tipo de financiación suele acompañarse con servicios que permiten asegurar el cobro o pago de la transacción, como el crédito documentario.
  • Confirming en su modalidad pronto pago permite aplazar el pago a proveedores, y en su modalidad estándar permite al proveedor anticipar su cobro, fidelizándolo. Es un buen producto para financiar y gestionar el pago a proveedores.
  • Descuento comercial: permite anticipar cobros de cliente cuando hay instrumento de giro, como el recibo SEPA o el pagaré, por ejemplo.
  • Factoring: permite anticipar el cobro de facturas gracias a la cesión de los cobros a la entidad financiera. Es un producto de financiación y gestión de cobros en condiciones económicas muy ventajosas y al que es posible acceder tanto en el canal bancario como en el no bancario.
  • Préstamos a corto plazo: permiten financiar cualquier operativa de circulante: pago a proveedores, nóminas, impuestos, compras, anticipo de cobros etc.
  • Financiación al consumo al cliente final: cuando el cliente es consumidor final, una empresa fabricante de muebles ofrece financiación a sus clientes para incrementar sus ventas. Esto lo puede hacer con recursos propios o gracias al apoyo de una entidad financiera que gestione el proceso de principio a fin y asuma el riesgo de las operaciones.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!