Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

23-09-2022

Cómo funciona la financiación de exportaciones

Permite a la empresa anticipar las ventas a plazo con clientes internacionales. En función de la forma de cobro, se instrumenta con un producto específico, con una línea de anticipo de facturas si los cobros son por transferencia, o con una línea de descuento comercial internacional si hay instrumento de giro, o un factoring internacional si hay cesión del crédito a la entidad financiera y gestión directa del cobro del cliente por parte de ésta.

Tipos de financiación de exportaciones

Podemos clasificar las diferentes formas de financiación de exportación en función del instrumento de cobro. Si el instrumento de cobro por parte de la empresa es posible cederlo al proveedor financiero para su cobro hablaremos de deuda comercial, pero si no lo es hablaremos de deuda financiera:

  • Remesa simple: la exportación se instrumenta en documentos financieros como cheques, pagarés o efectos. Este tipo de documentos es ideal para financiar una exportación a través del factoring internacional.
  • Remesa documentaria: la exportación se instrumenta mediante documentos comerciales como facturas, contratos, documentos de transporte, polizas de seguro, etc. Además de documentos comerciales puede tener, o no, documentos financieros.
  • Crédito documentario: el banco designado por el importador es el que exige al del exportador que presente documentación relativa a la entrega para efectuar el pago.

Aquí queremos hablar del Forfaiting que es un producto específico para financiar una exportación utilizado cuando la empresa tiene un documento financiero reconocido internacionalmente como instrumento de cobro. Supone la cesión total del documento al proveedor financiero, sin recurso para la empresa. Lo habitual es que el proveedor financiero tenga el riesgo comercial cubierto por un tercero, normalmente una compañía aseguradora. Estos son los intervinientes en una operación de este tipo:

  • Exportador, librador o cedente: se trata de la empresa que ha realizado una venta a una empresa extranjera, tiene documentos comerciales que soportan la operación y quiere anticiparlos a través de una entidad financiera. En ocasiones el cedente, que es quien finalmente tiene los documentos comerciales, puede ser una empresa distinta a la exportadora, aunque no es lo habitual.
  • Importador o librado: es la empresa que ha comprado los bienes a la empresa exportadora. Es sobre quién recae el riesgo en caso de insolvencia.
  • Avalista: se trata de un tercero, normalmente una compañía aseguradora, que garantiza el pago de la operación en caso de insolvencia del importador.
  • Forfaiter: es la entidad financiera que asume el riesgo en primera instancia y anticipa la operación comercial al exportador.
Los intervinientes en una operación de exportación normal son los mismos que en una de forfaiting, con la diferencia de que el forfaiter pasa a denominarse proveedor financiero y el riesgo que asume es menor porque es con recurso contra el exportador. El avalista tampoco será una compañía aseguradora en la exportación standard, normlamente, o no lo habrá o será alguien del entorno de la empresa exportadora como los socios, por ejemplo.

Condiciones económicas

  • Comisión por disposición: aplicada sobre cada vez que la empresa financia una exportación. Puede ser un % sobre el importe o una comisión fija.
  • Tipo de interés sobre el plazo financiado, que puede ser fijo o variable liquidable al inicio o al final de la transacción comercial.
  • Comisión por cancelación anticipada de la financiación, ya sea en % sobre el importe cancelado o un coste fijo.
  • Comisión por apertura de línea: si las operaciones de exportación están amparadas en una línea, ésta tendrá una comisión de apertura y otra de renovación, normalmente anual.
  • Comisión por impagado: por cada anticipo no liquidado por el deudor ni la empresa, en caso de ser con recurso, que se aplica sobre el importe nominal del impagado en cuestión.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Permite a la empresa crecer en el ámbito internacional, algo que, como norma general, es muy positivo para las finanzas de la empresa.

Inconvenientes

  • La mayoría de los instrumentos de cobro internacional no admiten su cesión al proveedor financiero, que suele considerar este producto como riesgo financiero y es restrictivo en su concesión.
  • No todos los proveedores financieros del mercado están preparados adecuadamente para gestionar correctamente la operativa internacional de la empresa



Contactar

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!