Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

25-09-2022

Cómo funciona el anticipo de facturas

El anticipo de facturas supone, como su propio nombre indica, anticipar el importe de las facturas de clientes con cobro aplazado. Se puede llevar a cabo con facturas que no tienen un documento comercial que lsoporte el cobro, como un recibo o un pagaré, y en las que no hay cesión del cobro del deudor al proveedor financiero, a diferencia del factoring. Es un producto muy cómodo para la empresa porque el proceso burocráctico es mucho más reducido respecto al factoring, pero los proveedores financieros lo consideran más arriesgado porque no controlan el cobro, siendo, en contra, más conservadores en su cocesión.

Quién participa en el anticipo de facturas

Los intervinientes en una operación de anticipo de facturas son parecidos a los de una operación de descuento comercial o de factoring y son los siguientes:

  • Cedente: es la empresa que ha realizado la venta y quiere anticipar el cobro de las facturas las facturas asociadas a la operación.
  • Deudor: es el obligado a pagar las facturas emitidas por el cedente.
  • Entidad: es la encargada de anticipar el cobro del valor de la factura a favor del cedente y pactar una forma de cobro con él.

Las características principales de esta operación son:

  • No hay cesión de los derechos de cobro sobre el deudor a la entidad que financia las facturas.
  • Las facturas se suponen legítimas, no hay comprobación por parte de la entidad de su veracidad.
  • La entidad se limita a comprobar que los cobros están domiciliados en la misma cuenta del cedente donde se ha abonado el anticipo, dando por verdaderas las facturas y la transacción comercial, sin comunicarse con el deudor.

Tipos de anticipo de facturas

En base al ámbito geográfico de la operación a anticipar podemos hablar de:

  • Anticipo de facturas nacional: cedente y deudor son nacionales.
  • Anticipo de facturas internacional: el cedente es nacional pero el deudor no lo es. Es una modalidad muy habitual porque el medio de pago más extendido para las operaciones internacionales es la transferencia y no es posible canalizar los anticipos mediante instrumentos de giro como el pagaré.

Condiciones Económicas

Condiciones que afectan a la línea

  • Comisión de apertura y renovación anual: es un % sobre el límite máximo de la línea y se liquida al contratarla y con cada revisión que hace la entidad, normalmente de forma anual.
  • Comisión de estudio: es un % sobre el límite máximo de la línea y se liquida al contratarla.

Condiciones del anticipo de facturas

  • Comisión por remesa de facturas: fija o variable por cada remesa de facturas enviada a la entidad para anticipar.
  • Comisión por cada factura: fija o variable por cada factura.
  • Tipo de interés: se aplica al tiempo transcurrido entre el anticipo y la fecha de vencimiento de la factura.
  • Comisión por impago: en caso de que la empresa deudora no satisfaga el pago de la factura en la cuenta designada titularidad del cedente en la fecha prevista deberá pagar una comisión por impago y un interés de demora hasta la fecha en que la deuda quede cubierta.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Al no necesitar cesión de los créditos se trata de una herramienta de financiación de circulante muy ágil y operativa, especialmente para aquellas transacciones donde no hay un documento comercial descontable, y que normalmente son cobros por transferencia o cheque.

Inconvenientes

  • La entidad es estricta en su uso y obliga a la empresa domiciliar los cobros de los deudores de las facturas anticipadas como herramienta de comprobación de la veracidad de los créditos. También es exigente con la solvencia de la empresa en la concesión de este tipo de financiación.
  • Es un producto restringido sólo al canal bancario.



Contactar

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!