Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

28-07-2016

¿Como conseguir financiación para empresas con rating bajo?

El rating lo es todo en el ámbito de financiación empresarial, determina las posibilidad de la compañía para obtener financiación y sus condiciones, tanto en plazo como en tipo de interés y comisiones, a menor rating menos posibilidades de financiación y más caras. Esta "caja negra" es cada vez más visible para la empresa, en Financlick podemos deciros cuál es vuestra calificación crediticia y qué posibilidades tenéis, pero hay otra formas de saber el rating, empresas como Informa o Axesor lo proporcionan, aunque estas dos empresas se basan sólo en los estados financieros ya proporcionan una información muy útil sobre la calificación de la compañía y, lo más importante, a partir de Setiembre cualquier empresa podrá solicitar su informe de rating al banco, que estará obligado a proporcionarlo.

Los motivos por los cuales una empresa puede tener una calificación baja, rating D y E en nuestra escala, son muy amplios, pero se pueden resumir en cuatro variables: liquidez, solvencia, endeudamiento y rentabilidad. Cuando la empresa falla en dos o más de estas variables el rating se resiente, o bien cuando sólo falla en una variable pero el fallo es desproporcionadamente grande. El cómo se miden estas variables es otra historia, lo habitual es medirlo en base a los estados financieros, pero no son suficientes por sí solos y se contrastan con la información derivada de la cirbe y con la experiencia de pago que la empresa tiene con su entorno: proveedores, bancos y demás. Por otra parte, las empresas de reciente constitución tienen todas, por definición, un rating crediticio bajo por el simple hecho de no tener pasado financiero. Puede parecer contradictorio que las empresas de rating bajo, las más necesitadas de liquidez, son las que peor acceso a la financiación tienen, pero no lo es para nada, porque su probabilidad de impago es muy alta.

Y en esta situación, ¿Cómo conseguir financiación?

1# Financiación basada en los clientes

Bien, decíamos que tenemos una empresa de rating bajo y con alta probabilidad de impago a corto plazo, entonces una de las soluciones es que el prestamista, sea del tipo que sea, bancos, crowdlending, financiación privada u otros, base su análisis crediticio en los clientes de la empresa, lo que va a permitir a la compañía anticipar los cobros pendientes de aquellos clientes con buena calificación de crédito mediante formas de pago que den garantía al prestamista y que, principalmente, son dos: el pagaré y el factoring o invoice finance. Estos dos instrumentos permiten al prestamista reclamar, en caso de impago, al pagador de la factura o al emisor del pagaré y, a su vez, a la empresa que ha solicitado financiarlos. Esto soluciona la financiación a corto plazo de la empresa.

2# Financiación a los socios

Seguimos con esta otra estrategia que, como la anterior, busca un rating mejor en el entorno de la compañía, en este caso el de los socios. Si éstos tienen una calificación de crédito adecuada a título particular, el préstamo al socio es una solución para la financiación a largo plazo de la empresa. El socio puede recibir un préstamo a largo plazo, de mayor o menor importe en función de si puede aportar o no garantía hipotecaria, y este préstamo se inyecta a la compañía. La forma en que se traspasa el dinero del socio a la compañía puede ser en forma de préstamo o en forma de capital. Lo recomendable es que sea en forma de capital, ya que de esta forma se está mejorando uno de los cuatro pilares de su rating, la solvencia.

3# Capital

Cuando el pasado de la empresa no acompaña es momento de hablar de los planes de futuro, y la financiación basada las proyecciones futuras son para el capital. La entrada de nuevos socios tiene muchas implicaciones, pues se está cediendo parte del control a terceras personas o entidades, pero la ampliación de capital basa su análisis en el futuro principalmente, sin pasar por alto el pasado, pero apoyándose sobre todo en los planes de futuro, para lo que hay que demostrar un futuro prometedor a pesar de la situación actual de la compañía. ¿Dónde acudir a financiarse con una ampliación de capital? El abanico es bastante amplio: business angels, equity crowdfunding, proveedores o clientes de la empresa que quieran hacer una integración vertical o competidores nacionales o internacionales que son muy conocedores del sector y pueden hacer una valoración muy realista de la compañía.

4# Entorno de la compañía

Cuando hemos agotado todas las vías es momento de acudir al Friends & Family, se trata del entorno de los socios que confían en las personas tanto como para prestar dinero en situaciones límite, la forma de financiación en este caso es a medida, capital o préstamo, y depende siempre de la calidad de los círculos de confianza de los socios. En ocasiones incluso los propios empleados prestan dinero a la compañía en situaciones límite.

Así que si tu empresa empieza a flaquear con su rating ya sabes: cambia las formas de cobro con tus clientes a pagaré o endosa sus facturas a alguna entidad de factoring o invoice finance para salvar la financiación de circulante, busca financiación a largo plazo a nombre de los socios para inyectarla en la compañía o busca dar entrada a nuevos socios. Si todo falla recurre al entorno de mayor confianza entre familiares y amigos, pero antes, asegúrate que la compañía saldrá adelante.


Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas

Información comercial y financiera de todas las empresas españolas