Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Blog

10-02-2016

¿Cómo afecta el Euribor negativo a la financiación para empresas?

El pasado viernes, por primera vez en su historia, el Euribor a 1 año cerró una sesión en negativo, concretamente en el -0.002% y eso tiene repercursiones en los préstamos hipotecarios particulares, pero también en la financiación para empresas. El Euribor es también la referencia más utilizada por los bancos para referenciar el crédito a empresas, ya sea en forma de financiación a corto plazo como una póliza de crédito o un descuento comercial, como en forma de financiación a largo plazo, es decir, un préstamo para empresas.

¿Significa esto que los intereses de la deuda bancaria de una empresa van a pasar a ser negativos? Bien, todavía no. Al Euribor el banco le añade un diferencial que tiene que ver con el riesgo de impago que está asumiendo y con el beneficio que espera obtener de ese crédito y, desgarciadamente, los diferenciales han subido mucho en los últimos años, siendo habitual que el banco aplique diferenciales de 2, 3 y 4 puntos porcentuales sobre el Euribor. Así que deberíamos ver una caída mucho más pronunciada.

De todos modos, aún cuando viéramos que la suma de Euribor más el correspondiente diferencial fuera negativa, el banco aplicaría un Euribor cero y no negativo, no es que esté contemplado en las cláusulas de contrato de préstamo o crédito, ni mucho menos está previsto, como tampoco lo estaba que las participaciones preferentes fueran un producto de inversión de alto riesgo, lo que sucede es que el sector bancario va a defender su fuente de ingresos como hizo con las cláusulas suelo hipotecarias, o con la inversión en deuda subordinada. El sector bancario va a ampararse, muy probablemente, en el funcionamiento propio del contrato de préstamo, que indica que el deudor debe devolver íntegramente el capital obtenido y, si los intereses fueran negativos, no estaría devolviendo la totalidad del préstamo. Veríamos que dirían los tribunales en ese sentido, porque de darse un Euribor lo suficientemente negativo como para resultar un tipo de interés total por debajo de cero, las demandas colectivas estarían a la vuelta de la esquina.

Pero vamos a entrar más al detalle, antes del año 2008, lo habitual para una empresa que solicitaba financiación de circulante era que el banco aplicara, no el Euribor a 12 meses sino el Euribor a 3 meses, eso tenía sentido, si la financiación que otorga el banco tiene vencimiento a corto plazo, la referencia de tipo de interés debe ser también a corto plazo. Pero hubo un antes y después de 2008. Desde entonces la banca aplica sólo el Euribor 12 meses a toda la financiación de empresas, sea de corto o largo plazo, eso, que no tiene sentido financiero, ha sido y es así simplemente porque el Euribor a 12 meses es más alto, y los ingresos financieros son mayores.

Pero si alguna empresa ha tenido la suficiente habilidad negociadora con su banco, y ha conseguido que sea el Euribor 3 meses el índice de referencia de su deuda bancaria a corto plazo, está de suerte porque, esta referencia lleva en negativo desde el mes de Mayo de 2015 y, actualmente contiza en el -0.16%. Eso empieza a ser un negativo con holgura, todavía lejos, probablemente, de tener un interés global por debajo de cero, pero al tiempo porque, a corto plazo, no parece que se vaya a revertir la tendencia.

De todos modos, no es la primera vez que el sector bancario se enfrenta a esta situación. Hay un producto que probablemente lleva de cabeza a los departamentos de tesorería de los bancos, nos referimos a la póliza de crédito multidivisa. Se trata de una póliza de crédito normal y corriente con la diferencia de estar denominada en otra divisa y que la empresa suele utilizar para financiar importaciones, por ejemplo. En este producto se utiliza el Libor como índice, y hay un Líbor para cada divisa que cotiza en función de los tipos de interés del país en cuestión. Pues bien, el Libor CHF a 3 meses, asociado al franco suizo, cotiza ni más ni menos que al -0.75%, una magnitud suficientemente grande como para dejar un tipo total negativo, no en una pequeña empresa, con diferenciales mayores, pero si en una gran empresa con diferenciales más ajustados ¿Habrá una nueva oleada de demandas colectivas al sector bancario por tal circunstancia? ¿Podrá el sector bancario defender y justificar la no aplicación de un Euribor por debajo de cero? El tiempo dirá, esto promete.

Por último, te dejamos este kit de calculadoras financieras con las que obtener los indicadores financieros detallados y el flujo de caja de hasta 9 productos financieros de circulante y largo plazo.

Si te ha gustado el artículo ¡Compártelo!